Ir a contenido

Guadalajara reclama 2.000 euros por la exhumación de una víctima del franquismo

El ayuntamiento reclama a la Asociación para la Memoria Histórica el pago de una tasa por la recuperación de los restos del sindicalista Timoteo Mendieta

El entierro de Timoteo Mendieta, represaliado por el franquismo, después de la exhumación de su cuerpo de una fosa común. 

El entierro de Timoteo Mendieta, represaliado por el franquismo, después de la exhumación de su cuerpo de una fosa común.  / REUTERS / JUAN MEDINA

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha recibido una notificación del organismo de gestión tributaria del Ayuntamiento de Guadalajara, gobernado por el PP, por la que se le reclama el pago de tasas por la exhumación de Timoteo Mendieta y otros 27 cuerpos de personas asesinadas por la represión franquista, según ha denunciado el colectivo en una nota de prensa.

La cantidad total que Guadalajara pretende cobrar es de 2.057 euros, pero la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica estudia llevar a cabo acciones judiciales contra los responsables de la decisión municipal porque el pleno aprobó una propuesta de Ahora Guadalajara, respaldada por PSOE y Ciudadanos, que tenía por objeto la eliminación de la tasa para casos de exhumaciones e inhumaciones relacionadas con los represaliados de la dictadura franquista. El colectivo cree que el consistorio podría haber cometido prevaricación y estudia negarse al pago del impuesto por considerar que forma parte "de una discriminación partidista". 

La tasa se aplica normalmente a las empresas funerarias, pero en este caso la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica recueda que exhumó al sindicalista de Sacedón Timoteo Mendieta en cumplimiento de la orden de la jueza María Servini de Cubria, que desde abril del 2010 instruye la llamada 'querella Argentina' que investiga los crímenes franquistas en aplicación de la justicia universal. 

El juzgado de Guadalajara atendió el exhorto de la jueza argentina y tuteló los trabajos de exhumación de la fosa común. La asociación aclara además que ningún familiar de las víctimas ha tenido que abonar dinero por los trabajos, dado que la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica se ha responsabilizado de todos los gastos, pese a que no recibe ningún tipo de subvención pública.