Ir a contenido

LA COLABORACIÓN ENTRE ADMINISTRACIONES

Zoido cede y acepta integrar a los Mossos en los foros antiterroristas

La policía catalana formará parte de la mesa de valoración y coordinación de la alerta por el yihadismo

El ministerio certifica el despliegue del cuerpo autonómico, lo que supondrá unos 600 millones para el Govern

XABI BARRENA / BARCELONA

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, saluda al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ante el conseller de Interior, Jordi Jané, el 10 de julio, antes del comienzo de la reunión de la Junta de Seguridad.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, saluda al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ante el conseller de Interior, Jordi Jané, el 10 de julio, antes del comienzo de la reunión de la Junta de Seguridad. / EFE / ANDREU DALMAU

Paréntesis en cuanto al referéndum. Este lunes en el Palau de la Generalitat se ha retornado por un par de horas al apacible autonomismo de hace unos años. De hace ocho, en concreto, los que hace que no se reunía la Junta de Seguridad de Catalunya, el órgano de coordinación entre el Ministerio del Interior y la 'conselleria' del ramo. "La celebración de la reunión es en sí misma una noticia", ha dicho henchido de satisfacción el ‘conseller’ Jordi Jané. "El encuentro se ha celebrado porque se mantiene la normalidad constitucional", ha apuntado el ministro Juan Ignacio Zoido, en la única referencia, indirecta, a lo que está sucediendo fuera de este paréntesis.

Reunión (presidida por Carles Puigdemont) con acuerdos, algo que en sí mismo, en las administraciones, ya es otra noticia. Y unos pactos que tienen como paradójico hilo conductor una mayor implicación e integración de los Mossos d’Esquadra en el entramado organizativo de la seguridad del Estado. Justo ahora, a 80 días del 1-O y cuando está en discusión, precisamente, el papel que adoptará la policía autonómica durante los preparativos y celebración del referéndum de autodeterminación.

Con todo, ha sido Jané el que ha zanjado cualquier atisbo de discusión o puesta encima de la mesa de la contradicción flagrante. "Lo que se ha acordado aquí este lunes, ¿es bueno para la seguridad de Catalunya? Sí" -se ha autorespondido tajante-. Y eso es lo que se nos demanda por parte de la ciudadanía".

VALORACIÓN DE LA ALERTA ANTITERRORISTA

¿Y qué es lo que se ha acordado? En palabras del propio Jané, el Ministerio del Interior ha dado su conformidad para que la policía catalana esté presente, como miembro de pleno derecho, en la mesa de valoración de la alerta antiterrorista (actualmente en el 4 sobre 5) así como en la de coordinación, la que concreta qué medidas aplicar conforme al nivel de alerta. Este órgano, el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), es el que, por ejemplo, ordenó mejorar la seguridad en los grandes acontecimientos multitudinarios después de la matanza del paseo marítimo de Niza, en la que un terrorista al volante de un camión-tráiler cercenara la vida a casi un centenar de personas.

Se han firmado también otros dos acuerdos para mejorar el intercambio de los datos estadísticos de criminalidad y la interconexión e interoperabilidad de los sistemas de violencia de género y atención a sus víctimas.

En el sentido contrario, en la integración de la Guardia Civil y la Policía Nacional en el entramado de la Generalitat, la Junta de Seguridad ha acordado integrar a ambos cuerpos en el centro de atención y gestión de llamadas de urgencia, el 112.

El ministro también ha certificado el despliegue de los mossos realizado desde la última reunión, lo que permitirá a la Conselleria de Economia i Hisenda reclamar al Ministerio de Hacienda unos 600 millones, el coste de ese despliegue, que corresponde al Estado. "Eso supone una buena noticia para las arcas de la 'conselleria'", ha explicado Jané, que ha revelado que en los dos últimos años, y para atender gastos derivados de la lucha antiterrorista, se había tenido que echar mano de los fondos de contingencia. Jané también ha explicado a sus homólogos el alambicado proceso que permitirá aumentar en 500 efectivos, y no en 50, como exigía la ley de contención presupuestaria, la plantilla de la policía autonómica catalana.

NUEVA COMISIÓN MIXTA

Ambas administraciones han decidido, también, poner punto y final al silencio político que ha rodeado sus relaciones desde hace años. Así, una comisión mixta Estado-Generalitat se reunirá dos veces al año (la primera, el próximo septiembre) y cada vez que una de las partes lo solicite.

En la reunión de septiembre se analizará cómo implementar que los Mossos puedan realizar también presecuciones 'en caliente'; es decir, cruzar la frontera con Francia si se ha detectado 'in fraganti' la comisión de un delito, hasta 10 kilómetros dentro del territorio del país vecino.

Ni Zoido ni Jané han permitido que nada enturbiara ese paréntesis sin referéndum. De hecho, ante las preguntas de los periodistas a ambos sobre lo dicho por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que ha afirmado que pondría todas las facilidades para la celebración del 1-O en la ciudad, ni uno ni otro han querido entrar al trapo. Jané, finalmente, ha confesado, que antes de verse, por separado, con la prensa habían pactado no aludir al asunto del referéndum unilateral para no "ensombrecer" los acuerdos pactados.