Ir a contenido

VIRAJE EN LA POSICIÓN SOCIALISTA

Susana Díaz desliza su malestar por el viraje socialista con el CETA

Voces del PSOE se quejan del cambio de criterio en el acuerdo comercial con Canadá

La cúpula avisa: "O nos adaptamos a los tiempos, o pasaremos a la historia"

Óscar Puente, el pasado mes de mayo, en Valladolid.

Óscar Puente, el pasado mes de mayo, en Valladolid. / EFE / NACHO GALLEGO

El viraje del PSOE pilotado nuevamente por Pedro Sánchez ante el Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea (UE) y Canadá no ha sentado muy bien en algunos sectores del partido. La baronesa andaluza, Susana Díaz, ha dejado entrever este viernes su malestar al admitir, resignada, que no le queda "más remedio" que "respetar y aceptar" el giro. Pese a asegurar que no iba a entrar en ningún tipo de "controversia", la dirigente, que aspiró sin éxito a la secretaría general del PSOE, dio a entender su incomodidad con la decisión. 

"Mi opinión la daré en el partido y no en los medios de comunicación. Los motivos de la abstención pídanselos a la dirección", espetó la presidenta de la Junta de Andalucía, en una rueda de prensa con el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, con quien se reunió en Sevilla.

La cúpula del partido dejó claro que cambiará su posición en asuntos que "no sean acordes" con el nuevo proyecto político que "nació" en el pasado congreso federal. "O el PSOE se adapta a los tiempos que corren, o corremos el riesgo de pasar a la historia", afirmó el alcalde de Valladolid y portavoz de la ejecutiva del PSOE, Óscar Puente. En una entrevista en la cadena SER, Puente negó que se trate de una "cuestión de conveniencia" o de concesiones al electorado que se fue a Podemos. "Da la sensación de que el pacto, por ser con Canadá, ya es bueno, y debería ser más ambicioso", señaló.

UN INFORME DE LA EUROCÁMARA

En la misma línea, la presidenta del partido, Cristina Narbona, esgrimió un informe de la Comisión de Empleo del Parlamento Europeo, según el cual el acuerdo pone en peligro 200.000 puestos en la UE. E insistió en lo enunciado este jueves por la portavoz Margarita Robles: pese al anuncio de Sánchez de abstenerse, la decisión final se tomará el lunes tras reunirse con los sindicatos.

Narbona también respondió a Moscovici, quien este jueves, tras verse con Sánchez, afirmó que no es incompatible ser de izquierdas y apoyar la globalización. "No cuestionamos la globalización, sino una forma de globalizar que ha ido encaminando la libertad plena de los capitales a costa de los derechos ambientales, sociales y laborales", subrayó.

Quien sí expresó claramente su oposición al cambio de posición fue el exministro socialista de Industria Miguel Sebastián, porque, sostuvo, "deja mal la imagen de España, y también la del PSOE".

EL GOBIERNO INSISTE

Mariano Rajoy insistió este viernes en la presión del Gobierno a Sánchez al afirmar que "es muy difícil de explicar cuál es la oposición a un tratado de libre comercio con Canadá", un país "absolutamente democrático". Tras el Consejo de Ministros, el portavoz de la Moncloa, Íñigo Méndez de Vigo, pidió al PSOE que se aclare. Por su parte, el ministro de Economía, Luis de Guindos, tachó el tratado de "modélico".

En la misma línea, el secretario general de C'sJosé Manuel Villegas, ha criticado que el PSOE se acerque "los Mélenchon, Le Pen y Pablo Iglesias de turno". Y para el aludido líder de Podemos, el giro del PSOE es "insuficiente pero positivo".

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.