Ir a contenido

MEMORIA HISTÓRICA

Localizados 17 cadáveres en la primera exhumación del plan de fosas de la Generalitat

Eran soldados que, durante la guerra civil, combatieron en 1938 cerca de Figuerola d'Orcau

Romeva destaca la necesidad de "desenterrar una parte de la historia que algunos han querido negar bajo la tierra"

Roger Pascual

Exhumación de la fosa de Figuerola d’Orcau.

Exhumación de la fosa de Figuerola d’Orcau. / ACN / MARTA LLUVICH

Tras casi 80 años apelotonados bajo la tierra, los restos de 17 cadáveres han visto este mes de junio la luz en Figuerola d’Orcau (Pallars Jussà), donde se ha realizado la primera exhumación a partir del plan de fosas del Govern de Junts pel Sí -el tripartito de izquierdas ya abrió algunas tras impulsar una pionera ley en el 2009-. España es el segundo país del mundo con más fosas comunes, solo superado por Camboya.

Expertos como el arqueólogo Xavier Menéndez denunciaban hace un año: "Mientras en toda España se ha excavado muchísimo, aquí en Catalunya nos la hemos cogido con papel de fumar, solo se han puesto excusas y problemas". El 'conseller' Raül Romeva, al asumir su cargo, se fijó como objetivo acabar con esta situación con un plan de fosas que este miércoles ha empezado a dar sus primeros frutos.

"No puede haber justicia y democracia mientras haya cuerpos condenados al anonimato en fosas desconocidas y sometidos al olvido y que sus familiares no puedan ni rendir homenaje a sus padres y abuelos", ha clamado Romeva en Figuerola d'Orcau. El 'conseller', que ha reconocido que "vamos tarde", considera que "se tendría que haber empezado hace 80 años o, en el peor caso, hace 40".

Tras agradecer la persistencia de las entidades memorialistas, que durante muchos años han tenido que luchar contra el "silencio obstruccionista de la administración", ha destacado la necesidad de "desenterrar una parte de la historia que algunos han querido negar bajo la tierra y bajo el olvido". Romeva ha apuntado que habían triplicado el presupuesto del plan, que ha pasado de 300.000 a 800.000 euros.

INDUMENTARIA MILITAR

En la fosa, situada en el exterior del cementerio municipal y que se empezó a excavar el 12 de junio, se han encontrado los restos de 17 personas, alineadas y con indumentaria militar, por lo que se da por supuesto que eran soldados que participaron en los combates que se produjeron entre abril y mayo de 1938 cerca de la población. El bando franquista tomó Figuerola d'Orcau el 9 de abril y, según un teniente del bando nacional, los enfrentamientos de finales de mayo se saldaron con la muerte de 3.500 franquistas y 11.000 republicanos. 

Los expertos no se aventuran a certificar si los restos son de fallecidos del bando franquista o repubicano. Pero sí que apuntan que los cadáveres están dispuestos de acuerdo con los criterios de sepultura (profundidad y distancia entre cuerpos) que fijó Francisco Franco en 1938. Jordi Ramos, uno de los arqueólogos que participan en la excavación, explica que la documentación que les ha permitido dar con esta fosa señala que habría otra dentro del cementerio. Los muestras de ADN de los fallecidos se cruzarán con las de los familiares de personas desaparecidas durante la guerra civil y el franquismo, de acuerdo con el Programa de Identificación Genética, impulsado en septiembre.

MÁS DE 500 LOCALIZACIONES

En enero, la Generalitat ya exhumó en Tremp el cadáver de Vicente Santolaria, aunque no correspondía al plan de fosas y fue a petición de la familia. Desde principios de año se han realizado actuaciones en el Priorat, Terres de l’Ebre (Ribera d’Ebre, Baix Ebre, Montsià y Terra Alta), en la Noguera y Osona, que han permitido añadir 129 localizaciones al mapa de fosas que cuenta, en la actualidad con 509 (235 confirmadas y 268 probables). También se han recogido restos óseos en superficie en Terres de l’Ebre, Pallars Jussà y la Noguera correspondientes, como mínimo, a 30 personas. Antes de final de año, la Generalitat tiene previsto abrir una veintena más de fosas.