Ir a contenido

Pep Guardiola, estrella del acto de las entidades soberanistas de este domingo en Montjuïc

El entrenador leerá el manifiesto en apoyo al referéndum y al Govern

Jordi Sánchez: "Rajoy, no nos quites las urnas"

Pep Guardiola, estrella del acto de las entidades soberanistas de este domingo en Montjuïc

ALBERT BERTRAN

Pep Guardiola leerá el próximo domingo un manifiesto a favor del referéndum que supondrá el colofón al primer gran acto multitudinario del soberanismo después de que el Govern fije fecha y pregunta de la consulta vinculante, tal y como se prevé que ocurra el jueves o el viernes.

La manifestación tendrá lugar ante las cuatro columnas de Puig i Cadafalch en la montaña de Montjuïc. Según Jordi Sánchez, presidente de la ANC, una de las organizadoras del acto, junto a Òmnium y la Associació de Municipis per la Independència (AMI), se prevé que al acto acudan "miles de personas" a las que se les pide que se acerquen al evento desde la anilla olímpica y no desde la plaza de España, para evitar colapsos.

En el acto se redoblará el mensaje de la unión entre el referéndum y el concepto de democracia y se visualizará el apoyo de las entidades soberanistas y los catalanes al Govern ante la voluntad de celebrar la consulta vinculante.

Según Sánchez, el proceso para convencer a Guardiola, actual entrenador del Manchester City, ha sido fácil por cuanto en esta época de año sus obligaciones profesionales se hallan en suspenso hasta el inicio de la próxima temporada.

Sánchez y Jordi Cuixart han advertido de que "si bien la mejor opción es el referéndum pactado, la peor es no hacer el referéndum". Se han declarado conscientes de los problemas legales, e incluso penales, que a muchos les puede acarrear la convocatoria y eventual celebración de esta consulta, pero con todo han afirmado que no darán "un paso al lado".

MOVILIZACIÓN PERMANENTE

"La actitud perseverante y pacífica del pueblo de Catalunya hará que se celebre el referéndum" ha sentenciado Cuixart.

En el acto se redoblará el mensaje de la unión entre el referéndum y el concepto de democracia y se visualizará el apoyo de las entidades soberanistas y los catalanes al Govern ante la voluntad de celebrar la consulta vinculante.

Las entidades también han reiterado su oposición a que el referéndum se convierta, finalmente, en un proceso participativo parecido al del 9-N. "La sociedad catalana no lo permitiría, debe de ser un referéndum y que tenga consecuencias", ha sentenciado Cuixart."La única manera de impedirlo", ha dicho Sánchez, "sería que el Gobierno central pusiera en marcha medidas impropias en una democracia".

Preguntados ambos presidentes de entidades si se veían reclamando las urnas a Puigdemont, es decir, que este se echara atrás, Sánchez ha respondido que "hasta el último trabajador de la Moncloa sabe que habrá urnas, así que en lugar del 'president, posi les urnes' como mucho tendremos que decir 'Mariano Rajoy, no quites las urnas'".