Ir a contenido

Rapapolvo de los letrados del Parlament a JxSí por la comisión del 'caso Vidal'

XABI BARRENA / BARCELONA

La Mesa del Parlament reunida.

La Mesa del Parlament reunida. / FERRAN SENDRA

Un informe de los servicios jurídicos del Parlament, y firmado nada menos por el que fuera 'exconseller' en el tripartito Joan Ridao (ERC), enmienda la plana a la mayoría independentista en la Cámara a cuenta de la comisión de investigación del ‘caso Vidal’. Según el relato de la oposición, que fue quien pidió dicha comisión tras salir a la luz las declaraciones que el exjuez iba soltando en sus ‘tour’ por distintas poblaciones catalanas en las que detallaba los presuntos planes del Ejecutivo catalán , JxSí y la CUP han tratado de ‘matar’ la investigación.

Para ello, los 72 votos equivalentes que dominan los independentistas (en virtud del voto ponderado) impidieron, cual rodillo, que se aprobara ningún plan de trabajo (es decir, listas de comparecientes) de los que presentó la oposición al copo (Ciutadans, PSC, Catalunya Sí que es Pot y PP). Visto el panorama, el presidente de la comisión, Jean Castel (Ciutadans) dimitió.

El informe afirma que “relegar la aprobación del plan de trabajo”, en tanto no se ha aprobado uno, y “concluir los trabajos de la comisión” con sendos debates, en comisión, y, después en el pleno “choca” con el reglamento del Parlament. Este establece, de manera “imperativa” que “las comisiones de investigación, antes de iniciar sus actuaciones, deben elaborar y aprobar un plan de trabajo”.

LA ESTRATEGIA SECESIONISTA

Asimismo, Ridao “constata” que la estrategia “de los diputados de la mayoría parlamentaria de imposibilitar con sus votos la aprobación del plan de trabajo y, consecuentemente, la continuidad de los trabajos de la comisión es una decisión que, aunque legítima, comporta el bloqueo de hecho de su actividad, especialmente en caso de persistir en su determinación”.

Por último, el escrito recuerda que la comisión no tiene mayor caducidad que la de la propia legislatura por lo que exhorta a nombrar un nuevo presidente de la comisión, dada la dimisión de Castel.