EL ÓRDAGO INDEPENDENTISTA

Rajoy: "Nadie va a liquidar de manera unilateral la soberanía nacional"

Portazo del presidente a Puigdemont, asegurando que no permitirá que se repita un 9-N ni tampoco que se apruebe la ley de desconexión

El 'president' advierte que el no del líder del PP no servirà para encarrilar el conflicto e insiste en la vía del pacto

El presidente advierte al Gobern que su Gobierno no permitirá nunca la realización de un referéndum contra la Constitución. / EMMANUEL DUNAND-AFP / ATLAS VÍDEO

El presidente advierte al Gobern que su Gobierno no permitirá nunca la realización de un referéndum contra la Constitución.
Mariano Rajoy, el pasado jueves, en la cumbre de la OTAN en Bruselas.

/

4
Se lee en minutos
PILAR SANTOS / AGUSTÍ SALA / BRUSELAS / SITGES

"Nadie va a liquidar de manera unilateral la Constitución, la unidad nacional y la soberanía nacional". Así de contundentemente se ha expresado Mariano Rajoy a su llegada a la cumbre informal de la OTAN de este jueves en Bruselas. El presidente del Gobierno ha puesto palabras a la carta de respuesta a la propuesta del 'president' Carles Puigdemont de negociar el referéndum de independencia.

El jefe del Ejecutivo central ha insistido en que no va a dejar que se repita una votación como la del 9-N ni tampoco que se apruebe la ley de desconexión en el Parlament de Catalunya. "Mal presidente sería yo si permitiera eso. Tenga la absoluta y total certeza de que no lo voy a permitir. Espero que un poco de sentido común llegue a algunos sitios de donde nunca debió haber salido", ha declarado a la prensa. Tras el portazo, Puigdemont, comedido, ha afirmado que ello no sirve para encarrilar el desencuentro.

El líder del PP no ha querido dar pistas de cómo se asegurará que la Generalitat no pueda colocar urnas y organizar una consulta. En este sentido, ha evitado responder a la pregunta concreta de si aplicará el artículo 155 de la Constitución. "Yo no voy a adelantar acontecimientos ni quiero anunciar problemas que a nadie le gustan", ha respondido antes de remarcar que los españoles pueden dar por hecho que no se va a repetir la escenificación de una votación sobre la independencia. 

Lo último que ha hecho Rajoy antes de salir de Madrid en su avión ha sido enviar una carta de respuesta a Carles Puigdemont, en la que argumentaba su 'no' rotundo a las pretensiones independentistas. Rajoy le reitera los argumentos que, de forma pública y privada, ya ha trasladado al máximo representante de la Generalitat sobre los motivos que le impiden "vulnerar la Constitución" para permitir una consulta."Mal se compadece el diálogo que quiere ofrecer con la amenaza de una declaración unilateral de independencia", señala, en relación a lo que prevé un texto sobre la llamada ley de transitoriedad jurídica de Catalunya.

"ESTIMADO PRESIDENT"

La misiva empieza "Estimado President" y en ella Rajoy manifiesta su voluntad "de dialogar y llegar a acuerdos" con la Generalitat pero con el límite del respeto a la soberanía nacional y al Estado de derecho. Y subraya que en ellos ya le ha manifestado que como presidente del Gobierno debe "defender el orden constitucional". "A nadie se le oculta que su propuesta política consiste en pactar la forma de vulnerar el núcleo esencial de la Constitución española", añade.

REITERA LA INVITACIÓN AL CONGRESO

Asimismo, le recuerda la invitación a que defienda su propuesta en el Congreso de los Diputados, "ya que es ahí donde deben debatirse las aspiraciones que nuestro pluralismo político ampara". "Por todo ello, -continúa el presidente- considero inexcusable volverle a reiterar no sólo la imposibilidad de tomar parte en aquello que propone, sino también la imposibilidad de que su Gobierno plantee tan grave amenaza a la convivencia y al orden constitucional". 

EL REPROCHE

Y, por último, Rajoy hace una última llamada a la reflexión: "Le invito a recuperar los planteamientos que, lejos de generar desencuentro y frustración, se ajusten al marco común de convivencia y respondan a las necesidades reales de los catalanes, y desde esa opción, logremos encontrar espacios de acuerdo en beneficio de todos", termina la misiva, informa Patricia Martín.

PUIGDEMONT, TAMBIÉN FIRME

Tras conocerse la respuesta sin ambigüedades de Rajoy, el 'president' Puigdemont ha asegurado que no es la que esperaban ni servirá para encarrilar el conflicto entre Catalunya y España. El jefe del Ejecutivo catalán lo ha dicho durante su intervención en la inauguración de la XXXIII Reunió del Cercle d'Economia en Sitges.

"Podemos ir al Congreso, sí, pero antes tiene que haber un acuerdo previo entre los dos gobiernos", ha sentenciado ante la reclamación de Rajoy y también del presidente del Cercle, Juan José Brugera, de que acuda al Congreso de los Diputados para explicar el punto de vista soberanista. En todo caso, Puigdemont ha defendido que "si hay que dialogar políticamente hay que hacer las cosas distintas a como se han hecho hasta ahora".

ELOGIO DEL PACTO

"El problema de verdad no es que el Congreso conozca lo que pasa en Catalunya porque se ha debatido muchas veces; la cuestión es si tenemos o no el derecho a votar sobre nuestro futuro, sobre la autodeterminación. Si es así nos tenemos que poner de acuerdo para remover los obstáculos que hay para hacerlo. Si no estamos de acuerdo en que los catalanes tenemos este derecho no es razonable pensar que el Congreso levantará su veto", ha insistido.

"Tenenos claro que sin diálogo ni pacto no se puede llegar a polìticas que vayan en interés de la mayoría de la gente. Lo que no sabemos es qué propuesta tiene el Estado para Catalunya. Nosotros ya lo hemos hecho y la respuesta la conocen todos", ha explicado.

Noticias relacionadas

CON SÁNCHEZ TAMPOCO HABLA

Con quien Rajoy tampoco quiere hablar es con el nuevo líder del PSOE, Pedro Sánchez, a quien no ha tenido todavía "la posibilidad" de telefonearle. El presidente del Gobierno espera que el nuevo secretario general le apoye ante el órdago independentista y esté "donde está el sentido común y la mayoría de los españoles: en la defensa de la unidad nacional, la soberanía y las leyes y la Constitución".