Ir a contenido

El Congreso reprueba al ministro Catalá y exige los ceses de los fiscales Maza y Moix

Podemos, Ciudadanos y casi toda la oposición respaldan la propuesta del PSOE

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, y el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, en un acto el pasado día 7 de febrero.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, y el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, en un acto el pasado día 7 de febrero. / EFE / EMILIO NARANJO

El ministro de Justicia continúa siendo blanco de la oposición. El pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado por una amplia mayoría la propuesta de reprobación de Rafael Catalá, registrada por el PSOE y respaldada por Podemos, Ciudadanos, PDECAT y ERC. Todos menos el PP y sus socios electorales de UPN y Foro. En total, la propuesta ha recibido 207 síes, 134 noes y ninguna abstención. 

Se trata de una moción del Grupo Socialista que tiene su origen en la interpelación que dirigió el miércoles a Catalá en una sesión de control en la que la práctica totalidad de la oposición pidió su dimisión por su actuación ante algunos de los casos de corrupción que afectan al PP. En su texto, los socialistas reprochan al ministro su falta de explicaciones sobre los "escándalos" que le afectan a él personalmente por sus lazos con implicados en la 'Operación Lezo' y en el caso del expresidente de Murcia Pedro Antonio Sánchez, y sus "injerencias" para "entorpecer" la acción de la justicia en otras causas que salpican al PP. "No puede estar ni un minuto más", ha clamado la socialista Isabel Rodríguez, quien ha insistido al presidente del Gobierno que lo aparte de inmediato. En alusión al mensaje que Catalá envió a Ignacio González, los socialistas han acusado al titular de Justicia de formar parte de un plan para proteger a los corruptos de su partido. 

Las portavoces de Esquerra (ERC) y del PDECat, Ester Capella y Lourdes Ciuró, aprovecharon para vincular su apoyo a la reprobación con el rechazo al papel que están jugando el ministerio de Justicia y  la Fiscalía contra el proceso soberanista catalán.

LA RESPUESTA

Después de salir adelante su reprobación, el ministro señaló que cree que tiene la "confianza" del presidente para continuar en su cargo y, por tanto, continuará al frente del ministerio "con toda la ilusión y toda la energía". Català ha recordado que fue designado por Rajoy, que es quien tiene "la confianza" de la Cámara y es la persona que puede nombrar ministros y cesarlos. "Ese es nuestro modelo democrático", ha subrayado. Pese a que la moción socialista haya prosperado, Rajoy no está obligado a destituirle. De hecho, existe más de un precedente. El más reciente fue la votación en la que el Parlamento reprobó al exministro de Interior Jorge Fernández Díaz. Hace diez años, hubo otro caso de este tipo con la reprobación de la socialista Magdalena Álvarez. En ambos casos, nadie les obligó a presentar la renuncia.

Para el PP, a quien habría que reprobar sería a los autores de la iniciativa, al PSOE, por lo que considera imputación de mentiras al Gobierno.Carlos Rojas, portavoz adjunto del grupo popular, subrayó que "el partido de los ERE" necesita "carta de legitimidad" y "autoridad moral" para presentar este tipo de iniciativas dada su actuación en comunidades como Andalucía, "con dos presidentes encausados por corrupción". "¿Qué reprobación tendríamos que hacerle a ustedes?-se ha preguntado-. En verdad, ya la hicieron las urnas".

La Cámara Baja también ha pedido al Gobierno los ceses del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, y del fiscal anticorrupción, Manuel Moix, aunque esta decisión tampoco es vinculante porque el presidente del Gobierno puede mantenerle en el cargo solo desoyendo al Parlamento.