CONFERENCIA IDEOLÓGICA

Puigdemont y Mas proponen crear "las Naciones Unidas de Europa"

Los líderes del PDECat se discuten el corpus ideológico que debe guiar la política del partido

Carles Puigdemont  y Artur Mas durante la primera conferencia ideológica celebrada por el partido.

1
Se lee en minutos

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y su predecesor en el cargo y presidente del PDECatArtur Mas, han debatido por primera vez desde el nacimiento de la formación en julio de 2016 y han apostado por avanzar hacia una Europa más cohesionada y crear "las Naciones Unidas de Europa" en las que Catalunya tendría un papel preponderante, a su juicio.

Así lo han dicho en un diálogo al inicio de la I conferencia ideológica del partidoI conferencia ideológica del partido, en la que se ha fijado el corpus ideológico que guiará las acciones de la formación en el futuro y en la que han apuntado las líneas maestras del partido y sus principales ejes de actuación.

Para Mas, el Estado no debe actuar como una barrera para los ciudadanos sino más bien como "un asociado o un aliado", mientras que tampoco tiene que penalizar los errores de la ciudadanía ni avanzar hacia una sobrerepresentación o 'estatalización' de las administraciones públicas en la sociedad.

El expresidente ha puesto en valor el papel del mundo asociativo o privado a la hora de construir la sociedad catalana y es en este sentido donde ha advertido de los peligros de la 'estatalización': "Catalunya no tiene que perder uno de sus tesoros: haber construido un país que se ha hecho con el coliderazgo del mundo asociativo y privado catalán".

En este sentido el partido se plantea, asimismo, ser una respuestas a la necesidades de las caleses medias y de las pequeñas y medianas empresas, según ha puesto de manifiesto Marta Pascal, coordinadora general del partido, en su intervención. 

Noticias relacionadas

Por su parte, Puigdemont ha destacado la importancia de la tecnología y la sociedad a la hora de encarar los principales retos de Catalunya en el futuro porque "no hay nación sin las personas" y, en este sentido, ha apostado por convertir las prioridades de la ciudadanía la prioridad de un hipotético futuro Estado.