Ir a contenido

El juez preguntó seis veces a Oriol Pujol por qué no acreditan el legado del abuelo

El imputado no explicó por qué su mujer siguió de titular tras donar el legado a su hermano

Sostuvo que el dinero en Andorra le daba "más dolores de cabeza que ventajas"

ÁNGELES VÁZQUEZ / MADRID

Oriol Pujol Ferrusola, al llegar a la Audiencia Nacional para declarar por la fortuna oculta en Andorra.

Oriol Pujol Ferrusola, al llegar a la Audiencia Nacional para declarar por la fortuna oculta en Andorra. / JUAN MANUEL PRATS

El único hijo del expresident de la Generalitat Jordi Pujol que siguió sus pasos en política, Oriol Pujol, no supo explicar ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata por qué ni sus padres ni ningún otro miembro de la familia aportaba un documento que acreditara dónde había estado o quién gestionaba el supuesto legado que les hizo su abuelo Florenci. Hasta seis veces el magistrado le preguntó y otras tantas, el exsecretario general de Convergència Democràtica de Catalunya se remitió a su hermano mayor, Jordi Pujol Ferrusola, en prisión por esta causa desde el pasado 25 de abril.

"Le hablo de lo que sé, y lo que sé empieza y termina en Jordi", respondió Oriol al titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, que en tono coloquial le hacía mostrar su incredulidad porque nunca le hubiera preguntado a su hermano por la procedencia del legado y ninguno pudiera explicar si antes de ser repartido "había estado metido en un saco". Según Oriol, fue Jordi quien le informó de su existencia en los noventa, sin que él preguntara más. En 1992 abrió una cuenta en la Banca Reig (luego Andbank), como su madre, Marta Ferrusola, y todos sus hermanos en 1992, apenas dos años antes de que empezara a ocupar cargos públicos.

Oriol, que abandonó la política tras ser imputado en el 'caso de las ITV', por el que se enfrenta a una petición fiscal de cinco años de cárcel, admitió que nunca había declarado la 'deixa' de su abuelo. Su versión, según la declaración que prestó el pasado 27 de abril ante el juez, a la que ha tenido acceso este diario, pasa por decir que en la cuenta se van depositando en efectivo o por transferencia los beneficios que le suponen las láminas financieras en las que invierte el primogénito, así como alguna otra operación que le propone Josep y que articulan "a riesgo", de tal forma que si ganan, su hermano le ingresa el beneficio, y si pierden, él se lo reintegra a su hermano. 

SU ESPOSA DE COTITULAR

El 20 de diciembre de 2008 incluyó como cotitular a su esposa, Anna Vidal, citada ante el juez el próximo miércoles para que dé su propia versión de su participación en esta cuenta. Oriol manifiesta ante el juez que lo hace por una razón "sentimental". A ella le han diagnosticado una enfermedad que precisa de una delicada operación y la pareja decide hacer un testamento común.

"Lo materializamos en 2009, pero en 2008 cuando estamos en ese debate, le cuento lo que no le había contado nunca, que dispongo de esa cuenta y que como vamos a hacer el testamento, que entre en esa cuenta. Es meramente figurante, no interviene en nada", sostuvo Oriol Pujol.

El problema surge por el hecho de que cuando "a finales de 2009 o principios de 2010" él decide donar a su hermano Jordi Pujol Ferrusola su parte del legado, porque le "incomoda", ella sigue como titular. Tanto los fiscales del caso, Belén Suárez y Fernando Bermejo, como la abogada del Estado centran sus preguntas en este extremo y él acaba reconociendo que, pese a ser cotitular, ella no firma el manuscrito con el que dona los fondos de esa cuenta a su hermano Jordi.

MÁS DOLORES DE CABEZA QUE VENTAJAS

"No es una decisión que se tome estrictamente en un día. Hay un proceso, una evolución. Deseo desprenderme. Me da más dolores de cabeza que ventajas. Se lo consulto a mi mujer; lo hablo con Jordi y él me plantea abiertamente: 'dónalo'. Se articula, primero verbalmente, porque hay este acuerdo y, luego, un manuscrito en el que renuncio y doy plenamente poderes para que Jordi actúe como mejor considere con esa cuenta", explicó Oriol Pujol. 

La cuenta se cancela en octubre o noviembre de 2010, cuando como sus hermanos y sus padres llevan sus fondos a BPA. Las transferencias de 553.000 y 64.150 euros que se producen desde cuenta los hace ya su hermano Jordi, según el manuscrito firmado por ambos y que Oriol Pujol supone que se encuentra en poder de la entidad bancaria.