Ir a contenido

EL ÓRDAGO INDEPENDENTISTA

Reabierta la causa contra los concejales de Badalona por el 12-O

La Audiencia de Barcelona sostiene que los encausados hicieron tareas administrativas y pudieron desobedecer un mandato judicial

El juzgado que instruía el proceso por la apertura del edificio consistorial había decidido archivarlo porque se trató de una "performance"

J. G. Albalat

La alcaldesa de Badalona, Dolors Sabater, junto a los concejales Oriol Lladó, Àlex Mañas y Jose Téllez durante la rueda de prensa de balance del mandato.

La alcaldesa de Badalona, Dolors Sabater, junto a los concejales Oriol Lladó, Àlex Mañas y Jose Téllez durante la rueda de prensa de balance del mandato. / AYUNTAMIENTO DE BADALONA

La Audiencia de Barcelona ha reabierto la causa contra los seis concejales de Badalona acusados de haber desobedecido a la justicia y haber abierto el ayuntamiento en el festivo del 12 de octubre del 2016, Día de la Hispanidad. El tribunal ha estimado así el recurso presentado por la fiscalía contra el archivo del caso que acordó un juzgado de Badalona y que calificó la actuación de los representantes públicos más como una "performance" que como un caso de desobediencia

El tribunal de la Sección Octava difiere de la apreciación del juez que instruyó el proceso judicial de que la acción fue una mera representación de una protesta y sostiene que los concejales pudieron cometer un delito de desobeciencia porque no se limitaron a abrir las puertas del edificio consistorial, sino que "auxiliaron" a una serie de personas a rellenar instancias administrativas destinadas al ayuntamiento. Eso sí, los documentos figuraban sellados al día siguiente, 13 de octubre. Los magistrados consideran, además, que a los encausados les llegó el mandato judicial de no abrir las dependencias judiciales de una forma expresa y clara y la prohibición "fue desatendida", llevando "a cabo tareas administrativas".

La Audiencia también señala que los concejales, en contra de la opinión del juez que archivó el caso, sí son funcionarios públicos. Y agrega que "no puede orillarse aquí que es el alcalde quien, conforme a las disposiciones básicas de régimen local, posee la dirección de la administración municipal y ostenta la jefatura superior de todo el personal. Recalca que "no resulta oicioso traer a colación la indudable condición de autoridado o funcionario público que, en el presente orden jurisdiccional", poseen los encausados del equipo de gobierno integrado por la CUP Podemos, ICV-EUiA y ERC,   

El alcalde accidental de Badalona ese día, el concejal de ERC Oriol Lladó, ha explicado este miércoles que los seis concejales acusados estan "tranquilos" y ven en la reapertura del caso un "triste intento de judicialización de la política".

EL ORIGEN DE LA POLÉMICA

La polémica tiene su orígen en un antiguo acuerdo del consistorio con los trabajadores municipales por el que se definieron los días festivos anuales. Entre ellos no figuraba el 12 de Octubre. Fruto de ese acuerdo, que fue destacado mediáticamente unos días antes de esa fecha, se generó una polémica por la apertura en una festividad como la de la Hispanidad. Los hechos generaron una rápida actuación judicial, a instancias del PP en la localidad, que desencadenó en la prohibición de abrir las puertas ese día.

Finalmente, tal como se había anunciado, seis concejales abrieron el ayuntamiento y desoyeron así la prohibición dictada por el juzgado de lo contencioso-administrativo número 14 de Barcelona, según el cual las dependencias del consistorio debían permanecer cerradas el 12-O para no generar “perjuicios irreparables al interés general“. Esta acción de los regidores fue respondida horas después por el PP, que denunció lo ocurrido ante el juzgado de guardia de Badalona para que investigara si se cometió un delito dedesobediencia. El juzgado acabó archivando el caso al detectar que, más allá de abrir las dependencias municipales, los concejales no llegaron a trabajar de forma efectiva.

0 Comentarios
cargando