Ir a contenido

CORRUPCIÓN.CAT

El juez del 3% ordena investigar posibles presiones a peritos judiciales

Según los técnicos, la directora general de Administració Local, Montserrat Mundi, intentó controlar los informes enviados al magistrado

ESTHER CELMA / EL VENDRELL

Agentes de la Guardia Civil salen de registrar el Ayuntamiento de Sant Celoni, el 28 de agosto del 2015.

Agentes de la Guardia Civil salen de registrar el Ayuntamiento de Sant Celoni, el 28 de agosto del 2015. / HELENA LÓPEZ

El juez del Vendrell instructor del 'caso 3%', Josep Bosch, ha ordenado investigar las presuntas presiones a cuatro peritos judiciales por parte de Montserrat Mundi, directora general de Administració Local del Departament de Governació, Administracions Públiques i Habitatge de la Generalitat y exalcaldesa convergente de Sant Quirze del Vallès, según la providencia del magistrado a la que ha tenido acceso este periódico.

La dirección general de Administració Local proporcionó, a petición del juez, cuatro peritos que trabajan en este organismo para que evaluaran expedientes de contratación de los ayuntamientos de FigueresSant Cugat del VallèsSant Celoni y Lloret de Mar.

El técnico que informó sobre los expedientes de Sant Cugat, el exsubdirector general de asistencia jurídica de Administració Local, hizo constar en su informe que lo emitió "con total independencia, a pesar de los requerimientos de información" de Mundi, lo que levantó las sospechas de la Guardia Civil, que comprobó si existieron presiones.

"SERÁ MEJOR QUE LO CONTROLEMOS NOSOTROS"

Según declaró ante los agentes, Mundi le dijo: "Siempre será mejor que lo controlemos nosotros que no otros, así lo podremos controlar mejor", y que no debía salir nada que no fuera "supervisado" por ella.

Al negarse y recordarle que el informe solo podía verlo el juez por estar bajo secreto, le reprochó que ocupaba un puesto de confianza, que "lo mínimo que se le podía exigir era lealtad y que informaría de su negativa a facilitar el contenido del informe a la 'consellera' Meritxell Borràs", añadió el perito en su declaración policial. También aseguró que recibió "numerosos recordatorios de cómo llevaba el informe", lo que percibió como "una voluntad de interferir en su independencia".

Este técnico dejó voluntariamente su cargo al encontrar otro trabajo en septiembre del 2016, pero asegura que le denegaron la excedencia sin "fundamento" ni otros "antecedentes", por lo que lo ha presentado un contencioso.

Antes de dejar su cargo, Mundi le dijo que, como había hecho el informe en horario laboral, "antes de irse, tenía que darle lo que tenía hecho" y "decirle al resto de técnicos que se lo dejasen ver". No lo hizo tras consultarlo con el juez.

CESADA TRAS NEGARSE A DAR INFORMACIÓN

Por su parte, la perito que elaboraba el informe sobre Figueres, jefa de servicio de Régimen Local, se negó a proporcionar información a Mundi y fue cesada el pasado 31 de marzo, aunque ella recurrió y el juzgado de lo contencioso ha dejado sin efecto el despido como medida cautelarísima. Entre las presuntas presiones que recibió, consta incluso que el 1 de febrero, ella entregó su informe a Bosch y "estado reunida con el juez y en presencia del mismo, recibió otra llamada de la señora Mundi".

A pesar de conservar su puesto de trabajo, "las presiones no han cesado", señala el atestado de la Guardia Civil. El procurador que lleva su cese renunció al caso tras recibir una llamada del Gabinete Jurídico de la Generalitat conforme si "quería seguir colaborando con la Generalitat" debía dejar el caso, cosa que hizo.

Mundi también pidió información al jefe de servicio de Administración Local que emitió el peritaje sobre Sant Celoni, que le dijera "al menos" si había detectado "alguna irregularidad" y le sugirió que retrasara su entrega. Él se negó y comunicó a sus superiores estas peticiones. El único perito que no ha relatado presuntas presiones es el encargado del informe de Lloret de Mar.

LA VERSIÓN DE GOVERNACIÓ

Fuentes de Governació han circunscrito la denuncia de presuntas presiones a un conflicto laboral, al tiempo que han mostrado el total respeto del Departament a la justicia y han señalado que la directora general, tan pronto supo de las sospechas de presiones, envió una carta al juez Bosch poniéndose a su disposición. Estas fuentes también han recordado que ni Mundi ni el Ayuntamiento de Sant Quirze del Vallès están bajo investigación del 'caso 3%'.