04 jun 2020

Ir a contenido

El Gobierno de Rajoy aumenta el 'marcaje' sobre Junqueras en Miami

El cónsul español controla los actos 'oficiales' del vicepresidente de la Generalitat, quien abre la puerta con el alcalde de Miami a la colaboración de empresas de agua, médicas y de infrastructuras

Xabi Barrena

Oriol Junqueras, junto al alcalde de Miami, Tomás Regalado (centro), y el cónsul español en Florida, Cándido Creis, este lunes.

Oriol Junqueras, junto al alcalde de Miami, Tomás Regalado (centro), y el cónsul español en Florida, Cándido Creis, este lunes.

En apenas 15 horas, el tiempo que lleva en Miami, el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, ya ha catado el aumento de la presión sobre la acción catalana que ha emprendido el Gobierno de Mariano Rajoy. Y es que el cónsul general de España en Florida, Cándido Creis, exjefe de protocolo de Juan Carlos I, se ha convertido en la sombra del número dos del Ejecutivo catalán. Un marcaje, eso sí, nada tenso y de exquisitas formas. Incluso cuando distraídamente escuchaba las declaraciones a la prensa del dirigente republicano.

Creis ha exigido estar presente este lunes por la mañana en el encuentro de Junqueras con el alcalde de Miami, Tomás Regalado, ejerciendo su derecho como autoridad diplomática. Una reunión en la que el edil norteamericano y el vicepresidente catalán han sondeado futuras ententes en materia de tratamiento médico, de medicina e infrastructuras y que servirá de previa al acuerdo que este martes se firmará entre los puertos de Barcelona y el de la ‘capital’ (la oficial es Tallahassee) de Florida.

TRÁMITES INMIGRATORIOS

El ‘marcaje’ no ha tenido siempre una connotación negativa. El cónsul, por ejemplo, esperó el domingo a Junqueras a pie de avión, como quien dice, y le facilitó los trámites inmigratorios. El diplomático advirtió de su presencia el sábado por la tarde. Eso sí, apenas llegó Junqueras al hotel, y tras realizar el pertinente 'check-in', partió hacia una cena privada de la que no han trascendido detalles.

Tras verse con Regalado, el también líder de ERC no ha querido entrar al trapo con la presencia de la autoridad diplomática española, pero al ser preguntado ha respondido que era “perfectamente consciente de la realidad y de los márgenes de libertad que debe tener cualquier gobierno”. También ha tendido un cable solidario al ‘president’, Carles Puigdemont, quien ha anulado su visita a Marruecos, y ha señalado que “la obligación de cualquier Ejecutivo es explicarse. Solo queremos la normalidad de la que goza cualquier Gobierno”. La presencia del cónnsul no ha amilanado a Junqueras, que ha explicado los planes referendísticos catalanes

El vicepresidente también ha insistido en que “tarde o temprano” el Govern volverá a financiarse a través de los mercados financieros y ha aseverado que las agencias de 'rating' no entienden cómo una economía que crece al 3,5% PIB anual y con un déficit del 0,9% no tenga acceso a esta vía. “Algo que solo se explica por las diferencias existentes con el Gobierno del Estado”.