Ir a contenido

EL 'CASO ITV'

Oriol Pujol, el próximo episodio del clan

La defensa del exdiputado de CDC y la fiscalía están negociando desde hace meses un acuerdo, aunque ahora los contactos están parados

El hijo del expresidente de la Generalitat estaría dispuesto pisar la cárcel a cabio de salvar a su esposa, a la que acusan de canalizar comisiones

J. G. Albalat

Oriol Pujol en su comparecencia en el Parlament, en marzo del 2015.

Oriol Pujol en su comparecencia en el Parlament, en marzo del 2015.

La saga Pujol tiene abiertas múltiples frentes judiciales, pero dos son las más importantes. Una se instruye en la Audiencia Nacional, en la que está implicada la familia y en la que se investiga la fortuna oculta en Andorra y los negocios de los hijos del exmandatario catalán. Pero hay otro proceso más adelantado. En concreto, el que tramita un juzgado de Barcelona sobre el supuesto intento de amaño en las adjudicaciones de ITV y el presunto pago de comisiones al exdiputado en el Parlament Oriol Pujol, a través de sus esposa, Anna Vidal.

El fiscal solicita para él cinco años y dos meses de cárcel. Desde hace meses hay en marcha negociaciones entre la defensa y la fiscalía para llegar a un acuerdo que evite el juicio. El exsecretario general de CDC estaría dispuesto a aceptar una condena de un poco de más de dos años de prisión, que comportaría su ingreso en la cárcel por unos días, a cambio de salvar a su mujer, que se enfrenta a una pena de tres años y cuatro meses.

La investigación sobre el 'caso ITV' está acabada, pero restan todavía algunos trámites. Y es que este asunto se lleva por la ley del jurado. Es decir, en el supuesto de que Oriol Pujol no pacte y sea juzgado, será un tribunal popular quien decida su futuro. Fuentes judiciales han asegurado que ahora está pendiente fijarse la última comparecencia que prevé la citada ley para dar por acabada definitivamente la instrucción. Ahí es donde se pueden solicitar o no nuevas pruebas.

EXPULSAR A MANOS LIMPIAS

Sin embargo, este panorama se ha visto empañado por la petición del abogado de uno de los imputados de dejar fuera del proceso al pseudosindicato Manos Limpias. A esta petición se ha agregado a última hora el mismo fiscal que lleva el caso. Y es que, según las fuentes jurídicas consultadas,  la expulsión de esta organización allanaría el pacto entre Oriol Pujol y fiscalía, aunque Manos Limpias, que reclama para el exdiptuado 11 años de cárcel, tampoco se ha opuesto frontalmente al acuerdo.

Los requisitos indispensables serían que el quinto hijo de los Pujol-Ferrusola devolviera en dinero, reconociera los hechos y aceptara la pena. En estos momentos las negociaciones están paradas, aunque es previsible que se reinicien cuando el juzgado decida si expulsa a Manos Limpias.

SEIS ACUSADOS

El fiscal acusa en total a seis personas, entre ellos algunos excargos de la Generalitat por el intento de amaño de las adjudicaciones de las ITV, pero también ha añadió otras operaciones, como la recalificación de unos terrenos en Martorell y la deslocalización de la fábrica Yamaha. Según la acusación, Oriol Pujol, cobró comisiones a través de los pagos que Sergi Alsina, un empresario amigo, hizo a su mujer.

La Agencia Tributaria detalla en un informe que las facturas emitidas por las sociedades de Alsina "no se corresponden a ninguna actividad económica real, al no existir ninguna prestación de servicios efectiva". Los ingresos percibidos de estas empresas por las sociedades de Anna Vidal entre el 2007 y el 2012 ascienden a 569.118 euros, y Hacienda insiste en que, aunque Oriol Pujol no figura como socio, "este finalmente se beneficiará también de los ingresos irregulares descritos".

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.