Ir a contenido

Rajoy dice ahora que asume con "normalidad" declarar en el juicio 'Gürtel'

El PP cambia de estrategia y el presidente se muestra "encantado" de testificar tras el duro comunicado contra los jueces

ROSA MARÍA SÁNCHEZ / MADRID

El presidente del Gobierno opina que la ley es algo obligado para todos. / JUAN MANUEL PRATS / ATLAS VÍDEO

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este jueves que afronta con "absoluta normalidad" su citación para testificar en el juicio a la primera etapa de la 'trama Gürtel'. Después de que el martes el PP emitieran un duro comunicado contra los jueces por aceptar la petición de la Asociación de Abogados Demócratas, que los populares vinculan al PSOE, para que el presidente acuda a declarar, los conservadores han cambiado de estrategia, han decidido rebajar el tono y por ello el jefe del Ejecutivo ha considerado "como un acto de pura normalidad" su citación.

"Llevo diciendo durante mucho tiempo que cumplir la ley y hacer caso de las resoluciones de los tribunales es obligado para todos, me he referido a los gobernantes y en mi caso también", ha manifestado ante los periodistas a su llegada a un acto de la CEOE. "Iré encantado a responder a lo que tengan a bien preguntar y aclarar lo que quieran aclarar", ha añadido en su primera declaración pública tras conocerse su citación y la detención de Ignacio González.

El presidente ha señalado que no ha tomado una decisión sobre si acudirá a la Audiencia Nacional en persona o declarará por videoconferencia. "Estaré a lo que diga el tribunal", ha señalado. Y, pese a que el comunicado de los conservadores criticaba a los magistrados por "contradecir su propia doctrina", el presidente ha recordado que ni se pronunció cuando los jueces denegaron la solicitud de comparecencia ni dirá tampoco nada ahora que la han aceptado. "No voy a comentar las decisiones de ningún tribunal, me parezcan razonables o no", ha añadido.

Tras contestar a tres preguntas, el líder del PP se ha marchado haciendo oídos sordos a las cuestiones que le inquerían sobre la detención de González y la corrupción de su partido en Madrid.