Ir a contenido

GUERRA SUCIA AL SOBERANISMO

La comisión de la 'operación Cataluña', bloqueada en el Congreso

La abstención del PSOE impide que salgan adelante las comparecencias de Rubalcaba, Rajoy o el excomisario Villarejo

Los socialistas culpan a su vez a Podemos de vetar la citación del exdirector de la Policía Ignacio Cosidó

PATRICIA MARTÍN / MADRID

Reunión este martes de la comision de investigacion sobre la utilizacion partidista en el Ministerio del Interior de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad con fines politicos.

Reunión este martes de la comision de investigacion sobre la utilizacion partidista en el Ministerio del Interior de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad con fines politicos. / DAVID CASTRO

La comisión de investigación sobre la 'operación Cataluña' ha entrado este martes en una vía muerta. Después de que las comparecencias del extitular de Interior Jorge Fernández Díaz y del exdirector de la Oficina Antifrau de Catalunya Daniel de Alfonso apenas arrojaran luz sobre la existencia o no de una policía política ni sobre las grabaciones que se produjeron en el despacho del exministro, los partidos debían decidir los nuevos pasos del órgano fiscalizador, pero no han sido capaces de ponerse de acuerdo y han decaído todas las citaciones pedidas.

Unidos Podemos, los partidos catalanes y el PNV se han unido en bloque para que la comisión llamase a declarar a posibles testigos, como Mariano Rajoy, Alfredo Pérez Rubalcaba y el excomisario José Villarejo, quien admitió la existencia de cloacas policiales destinadas a buscar trapos sucios de las fuerzas políticas que promueven el 'procés'. Sin embargo, el PSOE ha considerado conveniente reclamar primero al Gobierno la información solicitada y que no ha remitido a la comisión antes de solicitar nuevas citaciones, por lo que se ha abstenido en las votaciones y estas han decaído con los votos en contra del PP y C's.

Los socialistas, por contra, sí consideraban necesario citar ya al expresidente de la Policía, Ignacio Cosidó, pero han perdido la batalla porque Unidos Podemos a su vez se ha abstenido, al considerar que esta votación estaba ligada a que no se produjera ninguna citación más hasta que llegue la documentación.

HASTA DICIEMBRE

Así las cosas, han sido vetadas todas las peticiones y, como ha resumido el portavoz del PDECat en la comisión, Sergi Miquel, la buena noticia es que "se ha conseguido dilatar el proceso hasta diciembre", pero la mala noticia es que los diputados van a estar "perdiendo el tiempo" hasta ese día.

Más duro se ha mostrado Rafael Mayoral, quien ha culpado al PSOE de llevar a la comisión a la "UCI", donde, en su opinión, permanece con un "hilo de vida" gracias a que se ha ampliado el plazo para investigar, que concluía en junio.