04 jul 2020

Ir a contenido

La tensión entre los socios de Junts pel Sí llega a la fiscalía

El PDECat exige explicaciones a ERC por la grabación de una conversación de Bonvehí

Los republicanos niegan haber filtrado la charla sobre la búqueda de candidato "autonomista"

Roger Pascual

David Bonvehí, junto a Marta Pascal, en la sede del PDECat.

David Bonvehí, junto a Marta Pascal, en la sede del PDECat. / JULIO CARBÓ

La grabación de conversaciones indiscretas se ha convertido una de las grandes animadoras de la política catalana en los últimos años. Desde la célebre sobremesa en la Camarga, en la que Alicia Sánchez Camacho y la expareja de Jordi Pujol Ferrusola hablaban de excursiones a Andorra y fiscales de confianza, hasta la del "esto la fiscalía te lo afina" del exministro Jorge Fernández Díaz que le decía al jefe de la Oficina Antifrau, Daniel de Alfonso, con la 'operación Cataluña' de sonido ambiente. Cuando aún coleaban las inoportunas conferencias del exsenador Santi Vidal, que aseguraba que el Govern ha logrado datos fiscales irregularmente e investiga a jueces, la fiscalía ha vuelto a salir a escena por otra charla filtrada. El coordinador de organización del PDECat, David Bonvehí, llevará a la fiscalía el martes la difusión de su conversación en un restaurante en la que afirmó que presentarán a "un candidato autonomista" a las elecciones al Parlament si el 'procés' acaba fracasando o si no acaba por haber referéndum. Los exconvergentes exigen explicaciones a sus socios republicanos de Junts pel Sí de la difusión de la charla.

"Si hay responsabilidad, son los compañeros de ERC quienes tendrán que explicarlas", ha sentenciado la coordinadora general del PDECat, Marta Pascal, en rueda de prensa. Aunque ha insistido en que el PDECat no acusa a nadie como responsable de la grabación, sus sospechas apuntan hacia sus compañeros de Govern. En este sentido, ha asegurado que su partido "solo pide que se aclaren los hechos, y si hay eventuales responsabilidades que se asuman". Pese a que Junts pel Sí mantienen en público la unidad en la apuesta por la celebración de un referéndum este año, nadie pierde de vista los cálculos electorales de cara a unas elecciones que cada vez se atisban más cercanas. La grabación en el restaurante El Vermell de Manresa ha sacado los colores al PDECat, justo en el momento en el que ha ordenado marcar distancias con ERC y la CUP para empezar a mostrar un perfil propio y recuperar terreno perdido en las encuestas.

Bonvehí, víctima de la grabación, ha declarado que es un atentado a su intimidad, por lo que pide a la fiscalía que se aclare el origen, así como la distribución y utilización del audio. En cuanto al contenido, en el que se habla de un "candidato autonomista" si fracasa el 'procés', el coordinador de organización del PDECat ha señalado que "es su responsabilidad" considerar todos los escenarios posibles políticamente, y también el que se recoge en la grabación.

CONTACTO PASCAL-ROVIRA

Pascal ha desvelado que ha mantenido una conversación con Marta Rovira, secretaria general de ERC. Además de comunicarle su decisión de acudir a la fiscalía, le ha reclamado que su partido aclare si militantes de ERC están detrás de la grabación. Aunque ha destacado que las relaciones entre las dos formaciones no han cambiado, ni está en peligro el 'procés', este incidente ha generado tensión entre los socios del Govern.

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, ha negado que su partido tenga relación con la grabación y difusión de la conversación. Eso sí, ha reconocido que en la grabación aparecen las voces de la portavoz de ERC en el Ayuntamiento de Manresa, Mireia Estefanell, y el excandidato republicano a la capital del Bages, Pere Culell, que comían en el mismo restaurante. En el audio se escucha un breve diálogo supuestamente entre los dos republicanos, en el que uno de ellos pregunta si ya habían enviado un 'whatsapp' a su líder, Oriol Junqueras, para comentarle lo que había dicho el número dos del PDECat.

ERC ha apuntalado la tesis de Tardà en un comunicado en el que ha reiterado que no tenido "ninguna relación" con la filtración y ha asegurado que son "los primeros interesados" en que se aclare cómo se ha producido. Asimismo, "lamentan" la situación que se ha producido y recuerdan que los "enemigos del referéndum tienen muchos instrumentos y no dudan en utilizarlos". Además, ERC avanza que "esos hechos se repetirán" y pide estar "por encima de estos episodios". Un nuevo caso de tensión que llega en una semana complicada en la que se produjo otro choque entre los socios del Govern por la organización del referéndum, después de que Neus Munté desautorizara a Rovira y decretara silencio mientras cunde la preocupación en el equipo de Carles Puigdemont sobre la viabilidad real de llevar a cabo la consulta.