28 oct 2020

Ir a contenido

LA ENCRUCIJADA SOCIALISTA

Iceta afirma ahora que enfrentarse a la gestora del PSOE fue un "accidente"

El primer secretario del PSC aseguró en el comité federal que no volverá a ocurrir

Iceta calificó de accidente haber incumplido el mandato del comité Federal del 24 de octubre.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, sostiene ahora que el desmarque de los socialistas catalanes ante la decisión de la gestora del PSOE de abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy fue un "accidente" que "no va a volver a pasar".

Así lo calificó Iceta en el comité federal socialista celebrado el 1 de abril, en el que se selló la reconciliación entre el PSC y el PSOE, después de cinco meses de tensiones continuadas. En el encuentro, ratificaron un acuerdo que amplía y desarrolla el protocolo de unidad vigente entre ambas formaciones desde 1978, un hito que fue aplaudido por todos los socialistas presentes.

Según informa 'El País', unas grabaciones confirman que los catalanes se arrepienten de su 'no' a Rajoy, una decisión que fue apoyada por unanimidad dentro del PSC: "Hemos tenido un accidente. En lo que de nosotros dependa no va a volver a pasar que una decisión en la que participamos y votamos luego no la vayamos a acatar", aseguró el primer secretario del PSC.

Iceta ha manifestado en las redes sociales que "sigue pensando que había que votar 'no' a Rajoy" y deja claro que lo que pronunció en aquel encuentro es que "aceptarán las decisiones en cuya votación participen".

HALAGOS A LA GESTORA

En su intervención ante el máximo órgano del partido entre congresos, el líder de los socialistas catalanes aprovechó para agradecer la tarea de reconciliación y alabar la figura del presidente de la gestora, Javier Fernández: "Llevo mucho tiempo en el partido, he visto muchos problemas y algunos muy gordos… Como este ninguno. La verdad, no conozco mucha gente en el partido que hubiera sido capaz como lo ha sido Fernández de pilotar un proceso complicado", señaló Iceta.

Fernández, por su parte, se manifestó "satisfecho" del nuevo acuerdo e insistió en que PSOE y PSC son "distintos pero inseparables", aunque advirtió de que eso "no puede ser una excusa para compartimentar una comunidad democrática".