09 abr 2020

Ir a contenido

Puigdemont reprocha con dureza a Rajoy el incumplimento de sus promesas

El PP acusa al 'president' de intentar "hacer volar la democracia y la libertad"

La CUP exige de nuevo fijar ya la fecha y la pregunta de la consulta sin pacto con el Estado

FIDEL MASREAL / BARCELONA

Puigdemont, Junqueras y Munté, en un pleno del Parlament.

Puigdemont, Junqueras y Munté, en un pleno del Parlament. / FERRAN SENDRA

El 'president' de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha salido este miércoles en tromba a criticar el incumplimento de las promesas de inversión en Catalunya que hizo la semana pasada el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y que el proyecto de presupuestos del Estado no avala.

En una respuesta al líder del PPC Xavier Garcia Albiol (que le ha reprochado estar dividiendo a los catalanes con su intención de llevar a cabo el referéndum con o sin aval del Estado), Puigdemont ha sido contundente: "Quien incumple reiteradamente es su Gobierno, es más, su presidente, que incumple sus propias promesas que no aguantan ni una semana, prometió una lluvia de qué, de millones, y hemos encontrado una 'riuada' que se ha llevado las promesas, las portadas de periódicos y todas las operaciones diálogo".

CONFRONTACIÓN, VICTIMISMO Y ELECCIONES

Por su parte, el líder del PPC ha acusado a Puigdemont de intentar "hacer volar la democracia y la libertad en Catalunya" y ha advertido al 'president' de que si persiste en su intención de hacer el referéndum pese a las advertencias del Tribunal Constitucional, acabará como Artur Mas o Francesc Homs "ante la justicia inhabilitados por una actitud irresponsable": "Con esta actitud de buscar la confrontación con el Estado y las instituciones está jugando con fuego, pone en riesgo la convivencia en Catalunya", ha afirmado.

También la líder de CiudadanosInés Arrimadas ha criticado la actitud del Govern, que ha calificado de "victimista", y le ha acusado de desobedecer a propósito los avisos de los letrados del Parlament y del Consell de Garanties Estatutàries. "En lugar de avergonzarse se están instalando en el victimismo", ha espetado. "Lo hacen aposta para que se lo tumben y alimentar el victimismo porque no tienen un proyecto realista para Catalunya ni tienen ganas de trabajar". Tanto Albiol como Arrimadas han pedido la convocatoria de elecciones autonómicas.

"Según el TC ni esto podemos hacer porque ha suspendido incluso la partida de convocatorias electorales", ha contestado Puigdemont. El 'president' ha mantenido, en sus diversas intervenciones, su intención de mantener el rumbo hacia el referéndum, si bien ha pedido a la CUP un margen de tiempo para definir la fecha y la pregunta -como le ha reclamado la 'cupaire' Anna Gabriel- y agotar antes las opciones de un referéndum acordado.

EL PAPEL DE MAS Y LAS LISTAS DE PERIODISTAS

Por su parte, el representante de Catalunya Sí que es Pot (CSQP), Lluís Rabell ha reclamado a Puigdemont que el Govern se persone como acusación en el 'caso Palau' si hay condena final respecto a los acusados. Pero sobre todo, en referencia indirecta al 'expresident' Mas, que no lo "recicle". "No quiera reciclar lo que no es reciclable, difícilmente un proyecto nuevo se puede construir arrastrando determinadas mochilas y las urnas no amnistían el saqueo del bien común; actúe para recuperar los intereses del Palau, defender su dignidad como institución e intentar revertir la decisión [no personarse] de una actuación como acusación que tomó el Govern de los mejores".

Ante ello, Puigdemont ha defendido el papel de Artur Mas y ha aprovechado para afear la iniciativa de CSQP de reprobar al recién nombrado nuevo director de TV-3 Vicent Sanchis por su posición partidista. "Se reprobará a un director de un medio de comunicación solo por lo que piensa, no por su trayectoria profesional, ustedes están haciendo listas de periodistas en función de su ideología". Joan Coscubiela, de CSQP, ha intentado sin éxito obtener un turno de réplica para afear a Puigdemont su referencia a la lista de periodistas.

La intervención de la portavoz de la CUP, Anna Gabriel, en cambio, se ha centrado de nuevo en la necesidad de fijar ya la fecha y pregunta del referéndum. Ante ello, Puigdemont ha insistido: "Hay un trabajo que no abandonaremos, que es negar que sea posible un referéndum acordado, es posible otra cosa es que haya voluntad política; es posible, es el mejor de los escenarios, la encuesta del CEO y de la cadena SER indican que hay una inmensa mayoría que quiere que haya un referéndum y que sea acordado". Al mismo tiempo ha mantenido la firmeza en su intención de convocar el referéndum pese a los avisos del TC: "Catalunya no renunciará nunca al derecho a la autodeterminación, no renunciaremos, la manera de no renunciar a ello es ejercerlo, votando, de la forma más acordada posible".