Ir a contenido

Iglesias busca la fórmula para no quedar fuera del tablero catalán

Los 'comuns' alegan que la situación es "insostenible" y confían en que Podemos rectifique

Los morados se arriesgan a no concurrir en caso que haya adelanto electoral

Roger Pascual Iolanda Mármol

Xavier Domènech y Pablo Iglesias en el Congreso.

Xavier Domènech y Pablo Iglesias en el Congreso. / JOSÉ LUIS ROCA

Pablo Iglesias no se quiere quedar fuera del tablero catalán y estudia fórmulas para estar en la confluencia de los 'comuns'. Fuentes conocedoras de la relación entre ambas formaciones confirmaron que buscan la salida más digna al embrollo, aunque el encaje no se ha concretado. La oferta a los ‘comuns’ podría llegar en los próximos días o semanas, pero el arquitecto de la confluencia, Xavier Domènech, advirtió este martes por enésima vez que no aceptará una coalición, después de que Podem Catalunya rompiera el pacto al que habían llegado. 

Con este contexto y la voluntad mútua de reconducir la situación, ambos dirigentes coincidieron este martes en el pleno del Congreso. Los ‘comuns’ albergan expectativas de que el jefe podemista resuelva el conflicto, porque consideran que la situación es “absurda”, “surrealista” e “insostenible” en el tiempo. Confían en que dé marcha atrás en la interpretación de su secretario de Organización, Pablo Echenique, que señaló que la retirada de la candidatura del secretario general en Catalunya Albano Dante Fachin sitúa a Podem fuera de la confluencia.  

Fuentes de los ‘comuns’ creen que Iglesias podría reconsiderar esa interpretación y plantear una fórmula “drástica” que implicaría desautorizar a Fachin o “más suave” para reconocer el papel de Jéssica Albiach, líder de los podemistas críticos, que decidió mantener su candidatura a pesar de que la cúpula de Podem salió del pacto. La presencia de Iglesias este sábado en la asamblea fundacional se interpretaría como una impugnación a Fachin; el líder morado ni confirma ni desmiente que acudaaunque resulta inverosímil pensar que quiera solucionar una situación tan delicada sin ofrecer ese gesto. Los ‘comuns’ entienden que, a día de hoy, si hay un adelanto electoral los morados solo tendrían dos opciones: no ir a los comicios o presentar una lista en una confluencia a la que orgánicamente no pertenecen.

DESLEGITIMADO

En todo caso, el papel de Fachin sería complicado para gestionar una nueva negociación en el caso que Iglesias propusiese un plan, puesto que En Comú Podem considera que queda deslegitimado por falta de credibilidad, tras haber suscrito un acuerdo que rompió después. 

En cualquier caso, tanto Iglesias como Domènech admiten que la unión de fuerzas en Catalunya es un “proceso histórico” y esperan encontrar una forma de reconducir la situación. “Las puertas están abiertas, pero no concebimos un escenario de coaliciones electorales, que sería un profundo error”, señaló Domènech, en una advertencia clara: está dispuesto a escuchar propuestas, pero esta no.