Ir a contenido

BUQUE INSIGNIA DE PODEMOS

Carmena sofoca su crisis más grave en el Ayuntamiento de Madrid

La alcaldesa logra una paz que rebaja la pugna abierta entre sus concejales

Iolanda Mármol

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. / JUAN CARLOS HIDALGO / EFE

Nadie sabe si es un cierre en falso o una paz sostenible, pero por el momento la tensión en el Ayuntamiento de Madrid se rebaja. Manuela Carmena ha reunido este viernes a sus concejales para llamarles al orden y zanjar las disputas abiertas que hacían insostenible el gobierno en el consistorio madrileño, buque insignia que Podemos exhibe como ejemplo de eficacia en los gobiernos del cambio.

Las pugnas entre las distintas familias que componen Ahora Madrid (Podemos, Ganemos, Equo e IU) se han enrarecido especialmente cuando van a cumplirse dos años -en mayo- del triunfo frente a Esperanza Aguirre (PP) y amenazaban ya la continuidad del proyecto.

Carmena, consciente de la gravedad de la pugna, logró en la reunión que sus concejales cierren filas y antepongan el reto político municipalista a los disensos por cuestiones ideológicas. El encuentro empezó con todas las posibilidades abiertas y terminó con un apoyo cerrado a la figura de Carmena. "Los 20 concejales estamos unidos de forma firme y enérgica en torno a la alcaldesa, que es quien nos lidera", señaló al término la portavoz del consistorio, Rita Maestre.

Fuentes de las distintas sensibilidades del equipo municipal y personas de diferentes esferas de la política madrileña han confirmado a este diario lo delicado de la situación y el golpe emocional que supone para la alcaldesa que su equipo se enmarañe en un desencuentro permanente. Recuerdan que Carmena, con 73 años recién cumplidos, se comprometió a estar al frente del ayuntamiento durante un único mandato para "ayudar", con su experiencia en la judicatura, a una generación mucho más joven a empezar a rodar en las instituciones.

SOLEDAD Y REFLEXIÓN

Personas de su confianza vienen explicando desde hace tiempo la "soledad" que en ocasiones dice sentir, sumada a un cierto desamparo por la escasa experiencia profesional de sus concejales y el clima de tensión que se ha instalado en el grupo de gobierno. Su entorno admite que en varias ocasiones ha reflexionado sobre su continuidad al frente del proyecto.

Las discrepancias en el seno de Ahora Madrid se evidencian con frecuencia. La última, en el pleno del pasado miércoles. Ocho ediles abandonaron la sesión para no votar a favor de una declaración de condena por la ocupación de la organización juvenil de izquierda independentista Arran (afin a la CUP) de la sede del PP en Barcelona. Un gesto que los 'cupaires' les han agradecido en una carta abierta en su página web.

VENEZUELA Y CULTURA

El malestar alcanza al PSOE, aliado en la investidura de Carmena, que se ha alineado con el resto de la oposición para exigir a la alcaldesa que destituya al tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente (IU), que en el pleno del mes pasado votó en contra de la liberación de los presos políticos en Venezuela. La alcaldesa decidió este viernes mantenerle en su cargo como responsable del plan estratégico de derechos humanos. Hace dos semanas ya destituyó a Celia Mayer como concejala de Cultura, por su gestión en polémicas tan sonadas como la crisis de los titiriteros, la cabalgata de los Reyes Magos o la ley de memoria histórica.