Chistes de ayer que serían tuits condenados hoy

Desde Tip y Coll hasta El Mundo Today han sacado punta a la muerte de Carrero Blanco

Chistes de ayer que serían tuits condenados hoy
Se lee en minutos

Hay quien dice que, bajo el prisma de corrección política, la mitad de músicos y cómicos de los 80 estarían encarcelados. Un buen ejemplo son Tip y Coll, para muchos el mejor dúo cómico que ha habido en España (en dura pugna con Faemino y Cansado). Casi nada ni nadie se libraba de sus afiladas lenguas. Tampoco Luis Carrero Blanco, heredero de Francisco Franco asesinado por ETA. "Carrero Blanco: De todos mis ascensos, el último fue el más rápido", escribían en su libro 'Tipycollorgía', en 1984. Un chiste que, si fuera tuit en la España actual, les podría haber costado un año de prisión, como a Cassandra Vera y César Strawberry.

"Qué dirían Tip y Coll de una sentencia como esta, quizá serían ellos los que en este momento estarían sentados en el banquillo o tendrían una condena", reflexionaba en el Congreso este jueves Rafa Mayoral, diputado podemista, tras la condena a Cassandra. Ese chiste de hace 33 años era uno de los innumerables que se hicieron durante la Transición sobre el asesinato del delfín de Franco, que frustró la continuidad de la dictadura. Como el que recogía Juan Luis Cebrían en su libro 'La agonía del dragón'. "Carrero coge un taxi y pide que le lleven a Claudio Coello, ''a qué altura le dejo?'".

Los chistes sobre la muerte del hombre que tenía que mantener vivo el franquismo después de Franco han llegado hasta la actualidad. Sin ir más lejos, El Mundo Today ha bromeado en varias ocasiones sobre este asunto, con titulares como 'El coche de Carrero Blanco toma tierra'. Uno de los últimos artículos de este diario satírico se titula Cómo hacer chistes sobre Carrero Blanco sin acabar en la Audiencia Nacional. "Algunos tuiteros han acabado sentados en el banquillo de los acusados de la Audiencia Nacional por bromear sobre el asesinato de Carrero Blanco. Si sientes la necesidad de hacer chistes sobre ETA o los GRAPO pero no quieres acabar perseguido por la Fiscalía, puedes seguir estos consejos", explica en este artículo, consciente de que tuitear se ha convertido en deporte de riesgo penal.

En cualquier caso, y como sucedía en los tiempos de la dictadura, la amenaza de la Audiencia Nacional obliga a agudizar el ingenio para sacar punta humorística al asunto sin incurrir en delito. Aquí, un ejemplo.

Noticias relacionadas