Ir a contenido

LA ENCRUCIJADA DEL SOCIALISMO

Barones contra plebeyos en el PSOE

Díaz tiene el apoyo de nueve líderes territoriales; a López le avalan seis, y a Sánchez, uno

La incógnita de las primarias será si los 180.000 militantes seguirán las directrices oficiales

JOSE RICO / JUAN RUIZ SIERRA / BARCELONA / MADRID

Barones contra plebeyos en el PSOE

Con su duelo fratricida de este domingo, Susana Díaz y Pedro Sánchez ha demostrado que la enconada batalla que se dispone a vivir el socialismo puede resumirse en un pulso entre el históricamente llamado "aparato" del PSOE y la militancia de un partido hoy diezmado por las derrotas electorales. De si los afiliados siguen o no las directrices de sus mandos puede depender en buena medida el resultado final.

Desde el mismo pistoletazo de salida de las primarias, Díaz cuenta ya con el apoyo de nueve de los 19 líderes autonómicos, entre ellos cinco presidentes, algunos de los secretarios generales de las federaciones con más militantes (empezado a la suya propia, Andalucía) y el mismo presidente de la gestora, el barón asturiano Javier Fernández. Junto a ella este domingo en Madrid estaban Guillermo Fernández Vara (Extremadura), Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha), Ximo Puig (Comunitat Valenciana) y Javier Lambán (Aragón). Solo Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura suman unos 66.000 militantes, más de un tercio de los 180.000 que tendrán derecho a voto. Los líderes socialistas de Canarias, Ceuta y Melilla también están con Díaz.

DE PEDRO A PATXI

Tras su derrocamiento de octubre pasado, Sánchez ha perdido la mayoría del poder orgánico que ostentaba, hasta el punto de que ahora mismo solo tiene en el zurrón el aval de la secretaria general del PSOE de Navarra, María Chivite. Algunas federaciones que antes controlaba, como Madrid (Sara Hernández), Baleares (Francina Armengol) y La Rioja (pilotada por el exmano derecha César Luena) apuestan ahora por Patxi López. Al exlendakari le respaldan también los barones de Murcia (Rafael Martínez Tovar), Cantabria (Eva Díaz Tezanos) y, claro, Euskadi (Idoia Mendia). Los feudos de López suman unos 34.000 militantes.

En esta balanza orgánica claramente decantada del lado 'susanista', dos direcciones territoriales basculan entre López y Sánchez. Se trata de los líderes socialistas de Galicia (Pilar Cancela) y Castilla y León (Luis Tudanca). En este último caso, la ejecutiva regional parece más inclinada hacia el proyecto 'sanchista', pero lo cierto es que ambas federaciones atesoran una fuerte división interna si observamos las afinidades provincia por provincia.

'DISIDENCIAS' PROVINCIALES

En Galicia, las direcciones provinciales de Ourense y Pontevedra apuestan por Díaz; la de A Coruña prefiere a Sánchez, y la de Lugo se alinea con López. En Castilla y León, la presidenta andaluza cuenta con el apoyo de seis de las nueve provincias. Todas excepto Valladolid, cuya cúpula es 'sanchista'; Burgos, que oscila entre López y Sánchez; y Ávila, donde la fractura interna ha obligado a la dirección a decretar neutralidad oficial.

En la Comunitat Valenciana y en Castilla-La Mancha, el 'susanismo' se ha topado con dos provincias rebeldes, escoradas hacia Sánchez: Valencia y Albacete. El secretario provincial valenciano, José Luis Ábalos, es de hecho uno de los más fuertes apoyos del exlíder.

LA POSICIÓN DEL PSC

El único barón autonómico que se ha declarado oficialmente neutral es Miquel Iceta, curiosamente el más fiel asidero que tuvo en su día Sánchez. Pero los principales alcaldes del PSC están dejando claras sus preferencias: Núria Parlon (Santa Coloma de Gramenet) está con Sánchez; Núria Marín (L'Hospitalet de Llobregat), con López; y Antonio Balmón (Cornellà), con Díaz. La potente federación del Baix Llobregat es, de hecho, el principal baluarte de la 'lideresa' andaluza en Catalunya.

0 Comentarios
cargando