Ir a contenido

FIN DE UNA FORMACIÓN HISTÓRICA EN CATALUNYA

Unió anuncia su liquidación

El partido inicia los trámites para disolverse después de 85 años de historia

Unió anuncia su liquidación

EFE / QUIQUE GARCIA

Ya puede decirse que el proceso independentista se ha llevado por delante a un partido entero. Unió Democràtica de Catalunya baja la persiana. El juzgado mercantil ha iniciado la liquidación de la histórica formación catalanista tras constatar que no tiene viabilidad económica. La dirección que lideraba Ramon Espadaler se ha disuelto este mismo viernes tras acatar el auto judicial y, en una carta de despedida a la militancia, el secretario general solemnizó el "punto y final" a 85 años de trayectoria.

"La apertura del proceso de liquidación, por razón de quiebra económica y decretada por el juez mercantil, pone punto y final a nuestra trayectoria como partido político", ha escrito Espadaler en la misiva, en la que expone que el comité de gobierno de Unió da por terminado su mandato tras rescindir la totalidad de los contratos laborales, desvincular a la Fundació Coll Alentorn (INEHCA) --que ahora se plantea convertirse en partido-- y garantizar la preservación del archivo histórico del partido, fundado en noviembre de 1931.

HERENCIA DE DURAN

Espadaler reconoce que "nunca habría querido tener que escribir" esta carta, pero que debe dar por terminada la gestión de un proceso "doloroso" de cese de actividad que ha llevado a cabo él, después de que se marchara del partido (y de la política) su histórico líder, Josep Antoni Duran Lleida. Este dimitió después de que la formación no lograse ni un diputado en las elecciones catalanas del 2015 ni las generales del mismo año, citas a las que Unió concurrió en solitario tras haber roto 34 años de alianza con CDC.

La pérdida de representación parlamentaria, sumada a la escisión de Demòcrates de Catalunya y a la caída de ingresos derivada de la reducción de cargos públicos, abocó la organización a una situación económica crítica y a una deuda que ascendía a 19 millones de euros, por lo que tuvo que acogerse al concurso de acreedores. No obstante, la liquidación no altera el funcionamiento de los grupos municipales, que podrán continuar ejerciendo sus funciones hasta el final del mandato manteniendo el nombre de Unió si lo desean.

Pese a todo, Espadaler anima a los militantes democristianos a seguir defendiendo los "principios fundacionales" del ya extinto partido. Una de las primeras reacciones, en forma de "ánimos", ha llegado vía Twitter por parte del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

0 Comentarios
cargando