14 ago 2020

Ir a contenido

Junts pel Sí y la CUP tramitarán la desconexión exprés por vía de urgencia

Ambos grupos presentan la reforma del reglamento del Parlament como una proposición de ley

RAFA JULVE / BARCELONA

Sesión constitutiva de la ponencia conjunta sobre la reforma del reglamento del Parlament.

Sesión constitutiva de la ponencia conjunta sobre la reforma del reglamento del Parlament. / ALBERT BERTRAN

Junts pel Sí y la CUP han apretado el acelerador de la desconexión exprés y han puesto en marcha la reforma del reglamento del Parlament por la vía urgente. Según han acordado ambos grupos en la sesión constitutiva, y de clausura, de la ponencia conjunta --que solo ha durado 10 minutos--, la reforma se tramitará como proposición de ley con carácter de urgencia.

Según ha explicado el portavoz de JxSí, Jordi Turull, ahora los grupos tendrán cinco días para presentar enmiendas a la totalidad, un plazo que Turull ha calificado de "suficiente".

"No es verdad que no habrá debate, habrá tiempo suficiente, depende del número de enmiendas y del trabajo que se va a hacer", ha añadido Turull en declaraciones a los periodistas en el Parlament.

En la ponencia solo han participado JxSí y la CUP después de que el resto de grupos se negaran a participar en la misma al considerar que los soberanistas buscan la reforma del reglamento para poder aprobar las leyes de desconexión a través del procedimiento de lectura única, un mecanismo hasta ahora únicamente disponible para el Govern y que agiliza la aprobación de leyes sin debate previo.

Ciutadans y el PPC han censurado el uso hecho por los grupos independentistas de la ponencia conjunta. Según el portavoz del partido naranja, Carlos Carrizosa, JxSí y la CUP han utilizado el Parlament "para esconder a la oposición una ley que tienen en un cajón y que nadie ha visto", y le ha reprochado que "quieran robar los derechos democráticos de la oposición".

La diputada del PPC Andrea Levy, por su parte, ha considerado que los soberanistas han decidido cambiar "a la brava" el reglamento. "Lo llaman ponencia conjunta cuando solo cuentan con dos grupos de seis de esta cámara --ha lamentado-- y, aunque quieran revestir lo que hacen de formalidad y democracia, lo que está claro es que no lo quieren imponer de forma autoritaria, con nocturnidad y alevosía".