Ir a contenido

CORRUPCIÓN.CAT

Alavedra admite que cobró comisiones del 4% por mediar en adjudicaciones de obras

La fiscal anuncia que la pena que solicitará para él no implicará prisión si paga la multa

El 'exconseller' reconoce que por su paso por la política "conocía a todo el mundo"

ÁNGELES VÁZQUEZ / MADRID

Macià Alavedra entra, este jueves, en la Audiencia Nacional.

Macià Alavedra entra, este jueves, en la Audiencia Nacional. / DAVID CASTRO

El 'exconseller' de Economia Macià Alavedra ha admitido este jueves todos los hechos de los que le acusa la Fiscalía Anticorrupción en el marco del 'caso Pretoria'. La confesión supone reconocer que utilizó las influencias que adquirió en los 15 años que se dedicó a la política, en los que conoció a "todo el mundo, a todos los cargos" -entre ellos, los expresidentes de la Generalitat Artur Mas y Jordi Pujol-, para lograr interferir en los desarrollos urbanísticos y las adjudicaciones de obras en determinados municipios.

La fiscalía hará pública su petición final de pena para Alavedra cuando eleve a definitivas sus conclusiones, pero anunció que, si paga la multa de más de 10 millones de euros que le reclama, en ningún caso supondrá su ingreso en prisión. En las conclusiones provisionales, solicitaba 6 años y 10 meses por dos delitos de tráfico de influencias y otro de blanqueo de capitales, así como el decomiso de 3.243.103 euros.

En cuanto a los otros tres acusados con los que pactó la fiscalía, cuya participación fue menor que la de Alavedra, la petición de pena se ha reducido a seis meses de arresto. Se trata de Gloria Torres y Philip McMahan, que le ayudaron a blanquear su dinero, y Manuel Carrillo, propietario de Limasa, que admitió haber pagado un soborno al exalcalde de Santa Coloma de Gramenet (BarcelonèsBartomeu Muñoz a cambio de los servicios municipales de limpieza.

DIFÍCIL SITUACIÓN PARA PRENAFETA

Alavedra explicó que cobró a través de su sociedad patrimonial su parte de la comisión del 4% que cobró con el exdiputado socialista Luis Andrés García, 'Luigi', y el que fue secretario de Presidència de la Generalitat Lluís Prenafeta en dos de las operaciones urbanísticas juzgadas: las desarrolladas en Sant Andreu de Llavaneres (Maresme) y en Badalona (Barcelonès). Por eso su confesión, aunque no quiera, arrastra a Prenafeta, que no ha pactado con la fiscalía. Alavedra dijo que el que fue secretario de Presidència con Pujol, que había dejado la política "unos ocho años antes" que él, cobró comisiones porque llevó compradores a las operaciones urbanísticas.

Se da la circunstancia de que la declaración de Alavedra, que, con 80 años, ha demostrado gozar de una memoria privilegiada, fue muy similar a la que ofreció 'Luigi'; solo que este, que se enfrenta a una petición de 8 años de prisión, sostuvo que las comisiones que recibieron fueron perfectamente legales, "habituales" en este tipo de negocios, llegó a decir.

La fiscala pidió escuchar una conversación telefónica entre ambos en la que se preguntan si Mas, entonces jefe de la oposición, aceptaría lo que ambos habían acordado.

REGULARIZACIÓN FISCAL

Alavedra solo quiso contestar a la fiscala Ana Cuenca, quien no dejó pasar la oportunidad de preguntarle por sus otros negocios en el sector eléctrico o del gas, así como por su dinero en el extranjero o la repatriación de 300.000 euros que le facilitó Josep Maria Pallerola (les presentó Prenafeta). El 'exconseller' lo admitió todo y solo precisó que regularizó su patrimonio en Suiza en el 2009. 

Cuando le llegó el turno a la defensa, Alavedra tenía tantas ganas de marcharse que la presidenta del tribunal, Concepción Espejel, tuvo que advertirle de que debía esperar a oír las preguntas que le iban a hacer los abogados aunque no las contestara. Concluido el trámite, el 'exconseller' quedó eximido de asistir al resto de las sesiones del juicio.

SINGLA JUSTIFICA LAS MEDIACIONES

El último en declarar este jueves ha sido el constructor Josep Singla, de Proinosa, quien ha asegurado que "una de las funciones que tiene un empresario con muchos trabajadores es hacer gestiones para que a uno se le adjudiquen obras con toda legalidad”.

Por eso, dijo, hablaba con 'Luigi', para lograr adjudicaciones. La esponsorización de equipos de fútbol o hockey -"no solo en Santa Coloma, sino también en Igualada y muchos municipios más"- la justificó diciendo que su empresa necesita publicidad y que, además, devuelve a la sociedad con ello parte de los beneficios que obtiene. Lo que sí negó taxativamente fue que comprara el piso anexo al de Muñoz para regalárselo a él, como sostiene la fiscalía. Aseguró que era para sus hijos, aunque nunca lo usaron.

El juicio continuará el próximo 18 de abril. Singla deberá responder ese día a las preguntas que le formulen las defensas.

0 Comentarios
cargando