EL PULSO INDEPENDENTISTA

El TC niega que la vía judicial pueda resolver el «problema» catalán

Pérez de los Cobos se despide del cargo con una llamada "urgente" al diálogo

Tardà avisa de que "Europa" no permitirá la vulneración de los derechos de los catalanes

 El presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, a su llegada al acto de toma de posesión de los nuevos magistrados del TC.

 El presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, a su llegada al acto de toma de posesión de los nuevos magistrados del TC. / EFE / JAVIER LIZÓN

3
Se lee en minutos
ÁNGELES VÁZQUEZ / PILAR SANTOS / MADRID

Solo tres días después de que el Consejo de Europa haya advertido a Mariano Rajoy de que no ve positivo utilizar el Tribunal Constitucional (TC) para sancionar o suspender a cargos públicos, el presidente saliente de esa institución, Francisco Pérez de los Cobos, se despidió de su puesto con una recomendación al Gobierno: hay que dejar de apoyarse en ese tribunal para intentar resolver el "problema" catalán y se debe dialogar de manera "urgente".

"Son los poderes públicos, y muy especialmente los poderes territoriales que conforman el Estado autonómico, los que están llamados a resolver ["los problemas" que plantea el debate independentista] mediante el diálogo y la cooperación", declaró Pérez de los Cobos en la toma de posesión de los nuevos magistrados del TC.

Como señalaba el Consejo de Europa a través del informe emitido por la Comisión de Venecia sobre la reforma exprés que el PP hizo del TCreforma exprésPP en el 2015, estos tribunales deben tener como principal función velar por las leyes fundamentales, no hacer cumplir sus sentencias, algo que esa institución recomienda que recaiga en otros poderes públicos. Por su parte, Pérez de los Cobos advirtió de que los "problemas" que plantea el encaje territorial "no pueden ser resueltos" por el TC.  

LA SENTENCIA DEL 2014

"El diálogo político en democracia no puede ni debe ser una realidad episódica o coyuntural", se quejó ante la cúpula judicial, diputados, senadores y el ministro de Justicia, Rafael Catalá. No era la primera vez que Pérez de los Cobos apelaba al "diálogo", aunque nunca lo había hecho ante un público como ese. En diciembre, el presidente del TC lamentó la judicialización del conflicto y abogó por rebajar la tensión con Catalunya. Y mucho antes, el propio Constitucional, en una sentencia, subrayó "la necesidad de diálogo" ante lo que considera un problema político. Fue la dictada en marzo del 2014 que tumbó la declaración de soberanía aprobada por el Parlament en enero del 2013.

Pérez de los Cobos, que calificó esa resolución de "emblemática", lamentó que, "por desgracia", no haya conseguido sus objetivos. En ella, explicó, el tribunal "recondujo el llamado derecho a decidir a una aspiración política susceptible de ser defendida en el marco de la Constitución y hacerlo mediante un proceso ajustado a la legalidad constitucional, conforme a los principios de legitimidad democrática, pluralismo y legalidad que la propia declaración parlamentaria invocaba".

Y a partir de ahí recordó las palabras del que fue presidente del Tribunal Constitucional Manuel García Pelayo, relativas a que "hay problemas políticos que pueden resolverse satisfactoriamente por métodos jurisdiccionales, pero que hay otros que solo pueden y deben ser resueltos por la vía política".

DEBATE EN LA CÁMARA BAJA

En el Congreso, este miércoles también se abordó el asunto catalán. En el debate sobre la última cumbre de Bruselas, el portavoz del PDECatFrancesc Homs, se refirió a la sentencia que inhabilita políticamente al expresidente de la Generalitat Artur Mas por desobedecer la resolución del TC que impedía la consulta del 9-N. "Hasta 34 sentencias han incumplido ustedes del Constitucional. Celebro que esté aquí, como yo. Sabemos que la ley es igual para todos. Y seguro que va a continuar así en los próximos tiempos", se quejó Homs.

EL ARTÍCULO 116

Joan Tardà (ERC) aprovechó para acusarle de blandir el artículo 116, el que hace referencia a los estados de alarma, excepción y sitio, para frenar el 'procés'. El Gobierno escribió en las alegaciones ante el Consejo de Europa que lo aplicaría si los nuevos poderes del TC no surtieran efecto ni tampoco fuera efectivo el 155 (que lamina la autoridad de la autonomía).

Noticias relacionadas

"Europa no va a permitir que los derechos democráticos, civiles, de los ciudadanos catalanes sean vulnerados por el artículo 116 o por el 155 de la Constitución", advirtió a Rajoy. El jefe del Ejecutivo le respondió que no hay nada "más antieuropeo que saltarse la ley". Nada nuevo. Por ahora sigue el diálogo de sordos.

ROCA, PRESIDENTA EN FUNCIONES

En el acto del TC se despidieron del tribunal Pérez de los Cobos y la ponente de la sentencia destacada, la vicepresidenta, Adela Asua, y entraron como magistrados Cándido Conde-Pumpido, Alfredo Montoya y María Luisa Balaguer. El cuarto designado, Ricardo Enríquez, ya formaba parte del Constitucional, pero al no llevar tres años de mandato pudo ser renovado. Al acabar la ceremonia, Pérez de los Cobos cedió la presidencia a Encarnación Roca, por ser la magistrada más antigua del pleno actual del tribunal. Los 12 magistrados se reunirán estos días en pleno para elegir a un nuevo presidente.