CAMBIOS EN LA CCMA

Bronca política por el nombramiento de Vicent Sanchis como director de TV-3

La oposición deplora la elección del periodista valenciano por su afinidad al PDECat

Vicent Sanchis, en un acto de Òmnium Cultural en el 2008.

Vicent Sanchis, en un acto de Òmnium Cultural en el 2008. / SANTIAGO BARTOLOME

Se lee en minutos

El nombramiento del periodista Vicent Sanchis como nuevo director de TV-3, en sustitución de Jaume Peral, ha desatado una polémica política dada la afinidad ideológica del elegido al PDECat. La oposición se ha sumado a las críticas de los propios trabajadores de la televisión pública, que opinan que la designación "mina la credibilidad" del canal al haberse producido "sin argumentos claros y profesionales". Entienen además que este relevo "permite a la antigua CDC controlar la dirección de la Corporació Catalana de MItjans Audiovisuals (CCMA) y de TVC".

Este comentario del comité de empresa y del consejo profesional de la CCMA ha sido retuiteado por varios dirigentes políticos, como la jefa de la oposición y líder de Ciutadans en el Parlament, Inés Arrimadas. El portavoz adjunto de Ciutadans en el Parlament, Fernando de Páramo, ha echado mano de la ironía para criticar la elección de Sanchis: "Cumple las condiciones para ser director de TV-3: ser independentista y anti-Ciudadanos. Ya no se esconden; han puesto a una persona que ha hecho declaraciones contra nuestro partido. Sin tapujos ni complejos, se han fijado más en su trayectoria independentista que en la profesional", ha lamentado.

De hecho, Catalunya Sí que es Pot ha sido el grupo que se ha manifestado con mayor contundencia en contra del nombramiento del periodista valenciano, que habitualmente dedicaba en las tertulias furibundos ataques a la izquierda alternativa. La más dura fue Marta Ribas, diputada de este grupo, quien definió a Sanchis como un "sectario convergente que ha insultado a todo el mundo".

El portavoz parlamentario de Catalunya Sí que es Pot, Joan Coscubiela, ha asegurado que Sanchis "no reúne las mínimas condiciones profesionales ni de consensos". "Se ha caracterizado por llamar falangistas a la CUP y tontos a los votantes de ICV. Una persona con estos antecedentes de sectarismo no puede ocupar ese cargo en TV-3", ha denunciado.

El PSC también se ha mostrado contrario al nombramiento invocando el currículo (ideológico) de Sanchis. "Está claro por su trayectoria que no reúne las condiciones idóneas para representar a la televisión pública de nuestro país", ha afirmado el portavoz adjunto de los socialistas en el Parlament, Ferran Pedret.

Para el coordinador general del PPC, Xavier García Albiol, Sanchis es un "talibán ideológico" que "profundizará en la desconexión cada día mayor de esa televisión con la mayoría de catalanes".

Te puede interesar

También la CUP se ha sumado a las críticas. La fuerza anticapitalista ha reprochado que "la forma con la que se ha producido el nombramiento [de Sanchis] desprestigia a los medios públicos" y no ha encontrado ninguna justificación a esta decisión. La portavoz del Govern, Neus Munté, ha remarcado en cambio que el "nombramiento de los responsables de la televisión y la radio públicas" de Catalunya corresponde al "consejo de gobierno de la Corporació Catalana de Mitjans Aaudiovisuals (CCMA)" y "en ningún caso" al Govern de la Generalitat. Además, Munté ha defendido la "desgubernamentalización de la CCMA" porque cree "firmemente en la separación de poderes", mientras que el portavoz adjunto de Junts pel Sí, Roger Torrent, ha evitado valorar la polémica designación.