Ir a contenido

CDC: aterriza como puedas

Montull ha hecho como Millet, inclupar a CDC y Osàcar y guardarse de citar más nombres

Rafa Julve

Daniel Osàcar, a la llegada al Palau de la Justicia.

Daniel Osàcar, a la llegada al Palau de la Justicia. / JOAN CORTADELLAS

Cantó el miércoles Fèlix Millet, le hizo los coros Gemma Montull y este jueves se ha lanzado con los bises Jordi Montull, quien ante alguna pregunta del fiscal ha dado la misma sensación que su exjefe; que el estribillo de inculpar a CDC y a sus extesoreros Daniel Osàcar y Carles Torrent lo llevaban muy bien entonado, pero que algunas estrofas las han interpretado con sordina, como si hubiera un ‘bonus track’ con varios nombres y apellidos que prefieren silenciar para que no les salga algún gallo. Una explosión controlada, vamos.

El caso es que el exdirector administrativo del Palau de la Música ha confirmado que sí, que hubo unos pocos que se rieron de unos muchos durante mucho tiempo. Ja, ja. Todo muy divertido, como ya avanzó en un ‘spoiler’ la semana pasada Montull, quien antes de entrar en la sala ha vuelto a confesarse durante más de 10 minutos con Millet en un rincón separado por unos biombos, sonrisas y gestos de colegueo incluidos. Ja, ja. Todo tan desternillante (para ellos) que si no fuera porque estamos en un juicio hasta se podría resaltar el gran parecido de Osàcar con Leslie Nielsen, desaparecido genio del humor que alcanzó la fama mundial interpretando al doctor Rumack en ‘Airplane!’, retitulada en España como ‘Aterriza como puedas’.

No lo lleva mejor en esta película el exguardián de las arcas convergentes, aunque en su declaración se ha defendido con vehemencia y alzando la voz en algún momento, como si con ello pudiera tapar algún boquete. “Aquí se ha mentido y mucho”. “Montull me llamaba señor Osàcar, nunca Daniel” como aparece en los papeles de la causa.

SARDANAS Y MÚSICA ANDALUZA

El extesorero de CDC ha llegado solo a la Ciutat de la Justícia, sin la comitiva que le acompañó durante la instrucción judicial (Oriol Pujol, Jordi Turull, Francesc Sanchez…). Su semblante mientras declaraba Montull era como el de Unai Emery en la rueda de prensa posterior al Barça-PSG. No era para menos. Iba perdiendo 3-0, por lo que ha tenido que sacar fuerzas de flaqueza para intentar su particular (y la de su partido) remontada. “Mi cardiólogo [Osàcar lleva marcapasos] me ha recomendado que no conteste a todas las partes. Solo responderé al fiscal y la defensa”, se ha excusado. Después ha tratado con voz firme de sostener la tesis de que Millet y los Montull se quedaron todo el dinero del saqueo y que solo le acusan a él y a CDC para rebajar su pena. Que todo el dinero del Palau que recibió la fundación convergente Trias Fargas fue para fomentar la cultura catalana y lograr entre otros hitos que en las fiestas de los pueblos hubiera "más sardanas" y menos “música andaluza”. El problema, como le ha hecho ver el fiscal, es que eso no se ha demostrado con documentos, cuando hay papeles que sí prueban otras cosas.

Papeles y personas, porque Montull ha insistido en señalar a CDC y Osàcar incluso antes de que le preguntaran directamente. El exnúmero dos de Millet ha aprovechado además para intentar exculpar a su hija (“le regalé la reparación de la cocina de casa por 400.000 euros” sin que supiera que pagaba el Palau) y solo ha dudado cuando el representante del ministerio público le ha inquirido si sabía de reuniones de Millet con alguien de CDC de mayor rango que Osàcar. “...Yo no lo sé, no lo sé. Sé que él tenía conversaciones…”