Ir a contenido

EL 'CASO PALAU'

Ferrovial niega un trato de privilegio en la adjudicación de obras

La constructora señalada por Millet asegura que tiene "tolerancia cero" con la corrupción

El expresidente del Palau de la Música Fèlix Millet, durante su declaración.

Ferrovial Agroman, filial del grupo Ferrovial, ha reaccionado a la declaración del expresidente del Palau de la Música Fèlix Millet, que ha confesado en sede judicial donaciones de la constructora a CDC a cambio de obra pública, negando la mayor. En un comunicado, ha reiterado que no obtuvo trato de favor por parte de la Generalitat y que tiene "tolerancia cero" con la corrupción.

La compañía afirma que las adjudicaciones de obra pública "se realizaron en todos los casos a las ofertas con mejor puntuación global y mejor valoración económica", sin ningún trato de privilegio. 

La compañía subraya que practica una política de "tolerancia cero" con la corrupción y que opera en los mercados internacionales más exigentes con las conductas empresariales. Recuerda que su Código de Ética Empresarial prohíbe a directivos y empleados "sobornos a autoridades y funcionarios públicos" y "dar a terceros o recibir de terceros pagos indebidos de cualquier tipo".

La empresa insite en que el patrocinio del Palau "siempre fue público y se obtuvieron las contraprestaciones habituales en este tipo de actividad cultural". Según indica en la nota, siempre se celebraron los actos culturales previstos en los convenios de colaboración y "se obtuvieron las ventajas de publicidad e imagen" propias de este tipo de acuerdos.

Ferrovial Agroman sostiene que confía en la acción de la justicia y que es la primera interesada en que los hechos se esclarezcan lo antes posible.

0 Comentarios
cargando