28 oct 2020

Ir a contenido

PROTOCOLO DE RELACIONES

Iceta afirma que los pactos del PSC se decidirán en Catalunya

El primer secretario defiende que las alianzas se "consensúen" con el PSOE para lograr su "compromiso"

El censo de militantes catalanes que participarán en las primarias se cerrará rápidemente para evitar "alterar" el proceso

Patricia Martín

Ambos mandatarios rubrican el nuevo protocolo de relaciones entre ambos partidos / J.M. PRATS / VÍDEO: EUROPA PRESS

"Yo quiero más PSOE en Catalunya y más PSC en España". Con este y otros titulares definió este martes Miquel Iceta el pacto de reconciliación con el PSOE que rubricó junto con el presidente de la gestora socialista, Javier Fernández, en Madrid. Ambos estamparon su firma en la actualización del protocolo de relaciones de 1978, en presencia de los miembros de la comisión negociadora que, durante los tres últimos meses, pese a varios tira y afloja, han logrado alejar el fantasma de la ruptura y vencer a las amenazas de expulsión de los socialistas catalanes de los órganos de dirección o de las primarias a secretario general tras su indisciplina durante la investidura de Mariano Rajoy.

Ambos dirigentes, si bien Iceta con más ahínco, se esforzaron por trasladar la imagen de que es un acuerdo equilibrado en el que nadie "pierde soberanía" y todos "ganan" al dotarse de un instrumento que "fortalece" las relaciones entre los dos partidos y trata de evitar los choques futuros. El líder del PSC quiso zanjar "las especulaciones" al sentenciar que el PSC "gana peso político" en un pacto que no "humilla" o "subordina" a su formación, sino que establece una relación "bilateral" con el PSOE y el "reconocimiento mutuo".

En este contexto, aclaró que los pactos del PSC "se van a decidir en Catalunya", pese a que el protocolo fija que, a partir de ahora, serán "consensuados" con el PSOE. Iceta defendió que su formación ponga "en común" con Madrid sus alianzas con el argumento de que "es relevante su opinión" y los socialistas catalanes quieren obtener "su compromiso" en un contexto de desafío independentista.

El pacto no aclara qué sucederá si hay discrepancias. "Ya veremos, lo importante es la voluntad de acuerdo", señaló Iceta.

EL PSC PIERDE MÚSCULO EN LAS PRIMARIAS

El acuerdo permite a los socialistas catalanes seguir participando en las primarias del PSOE, eso sí, previa inscripción en un censo específico, que garantice que están al corriente de pago. Esto supone que el PSC caerá del segundo al cuarto puesto en el ‘ranking’ de militantes socialistas con derecho a voto, por detrás de Andalucía, pero también de la Comunidad Valenciana y Madrid, porque en torno a 3.000 de sus 17.000 afiliados no han satisfecho sus cuotas. El líder de los socialistas catalanes restó importancia a este hecho: "No quiero que me regalen dos delegados [para el congreso] ni más miembros en el comité federal; quiero jugar en igualdad de reglas".

A este respecto, adelantó que cerrará el censo con rapidez para evitar que nadie pueda "abusar" y "alterar", con una avalancha de peticiones, la correlación de fuerzas entre los aspirantes a primarias, de momento Patxi López Pedro Sánchez, a la espera de la decisión de Susana Díaz.