Ir a contenido

TENSIONES EN EL BLOQUE SOBERANISTA

El PDECat se inclina por retocar la referencia al referéndum en los presupuestos

Los posconvergentes rechaza la vía insumisa de la CUP y apelan a "cumplir los marcos legales"

Los anticapitalistas amagan con no apoyar las cuentas si se modifica el texto

FIDEL MASREAL / XABI BARRENA / BARCELONA

El president Puigdemont en una reunión de la ejecutiva del PDECat.

El president Puigdemont en una reunión de la ejecutiva del PDECat. / DANNY CAMINAL

El PDECat intenta que la nueva patata caliente del proceso soberanista (el dictamen del Consell de Garanties Estatutàries que considera inconstitucional hacer referencia al referéndum en los presupuestos) le sirva, indirectamente, para marcar perfil propio frente a sus socios de la CUP, que desde el sábado exigen no tocar ni una coma en las cuentas. Así pues, y a la espera de la decisión definitiva y de las negociaciones internas, los posconvergentes dan a entender que han de hacerse las cosas bien y de acuerdo con el "marco legal"; es decir, hacer caso al Consell y retocar las cuentas para evitar una impugnación todavía mayor. Mientras, Esquerra y PDECat también rivalizan discretamente sobre quién ha de deshacer el nuevo entuerto.

La decisión no está tomada oficialmente. Pero la ejecutiva del PDECat de este lunes ha vivido nuevamente referencias a la necesidad de marcar perfil propio frente a los anticapitalistas. Las bases posconvergentes viven con un evidente malestar las relaciones con un partido, la CUP, con el que están en las antípodas ideológicamente.

La coordinadora general del partido, Marta Pascal, ha insistido una y otra vez en no renunciar a la consulta, pero en la necesidad de cumplir la ley y hacer "las cosas bien hechas". Una música que no agrada para nada a la CUP, que mantiene la necesidad de no obedecer al Consell porque es evidente, alegan, que el referéndum se hará superando la legalidad actual.

Cabe recordar que en febrero del 2015 el mismo órgano declaró ilegales cinco de las llamadas estructuras de Estado y, finalmente, se reformuló el texto sin variar el sentido del mismo.

EL PAPEL DE ERC

La cuestión, más que preocupar, incomoda a ERC. Incomoda en el sentido de que los republicanos lo consideran una erosión innecesaria por cuanto el dictamen no es vinculante, no afecta a lo sustancial, la partida económica para llevar a cabo el presupuesto, y vuelve a tensar la cuerda de las relaciones entres los tres agentes independentistas.

El portavoz republicano, Sergi Sabrià, ha adelantado este lunes que a lo largo de la semana se debatirá la cuestión entre Junts pel Sí y la CUP dentro del marco de las reuniones habituales que se mantienen. "Veremos cómo se encara", ha señalado antes de afirmar que "tampoco es algo que cause gran preocupación". Es decir, esperar a ver qué se dicen los tres agentes a la cara y decidir cómo actuar. Siempre teniendo en la cabeza que no se renunciará al referéndum.

Tampoco en esta ocasión ERC se permitirá perder ninguna pluma propia en una discusión en la que las posiciones vehementes, a favor y en contra de aceptar el dictamen del Consell de Garanties, corresponden al PDECat y la CUP. "No serviría de nada que nosotros fijásemos una tercera posición", ha aseverado Sabrià, que ha añadido que ERC está acostumbrada a "hacer de mediador".

EL GOVERN

Pero si ERC quiere que el litigio se solucione en negociaciones entre posconvergentes y anticapitalistas, fuentes cercanas a Presidència del Govern sostienen que la respuesta oficial ha de proceder de la 'conselleria' de Economia. Es decir, como si de una partida de tenis de mesa se tratara, republicanos y PDECat se están lanzando unos a otros la responsabilidad de tomar una decisión frente al aliado 'cupaire'. De hecho, es Economia la autora de los presupuestos, que, en su disposición adicional 31, hacen mención explícita, como pedía la CUP en las negociaciones presupuestarias, a la voluntad de tirar adelante el referéndum. Fuentes del Govern han señalado a este diario que la cuestión se debatirá ( y se decidirá) este martes en la reunión del Ejecutivo.

Por su parte, los anticapitalistas andan molestos por cuanto no contaban con introducir modificaciones en este apartado. La diputada Mireia Vehí señaló en la Cadena Ser que su fuerza se podría replantear el apoyo a los presupuestos en caso que se modificara el texto, aunque la posición final se adoptará en un cónclave que se celebra este mismo lunes.

De fondo subyace una vez más las distintas estrategias entre los tres aliados políticos en el proceso soberanista. E incluso las distintas percepciones en un mismo partido, el PDECat, respecto al grupo de JxSí e incluso al 'president'. Pascal ya vio con malos ojos la decisión de tramitar la ley de "transitoriedad" en el Parlament intentando que no haya debate previ.

En definitiva, al PDECat no le gusta aparecer de la mano de acciones de insumisión o de desobediencia, que son las que la CUP alienta constantemente. Unos no creen que así se amplíe la base social y otros juzgan, al contrario, que la única manera de lograr la independencia es desobedecer cuanto antes.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.