Ir a contenido

JxSí considera que el Consell de Garanties avala el referéndum

La CUP exige al Govern no tocar los presupuestos pese al revés del 'Constitucional' catalán

Millo avisa de que el Gobierno central "no se quedará de brazos cruzados" si se mantiene la partida para el referéndum

Marta Rovira, en el Parlament.

Marta Rovira, en el Parlament. / FERRAN SENDRA

La portavoz de Junts pel Sí en el Parlament y secretaria general de ERCMarta Rovira, ha negado que el dictamen del Consell de Garanties Estatutàries (CGE) sobre los presupuestos haya invalidado partida alguna para el referéndum. "Lo avala, no ha puesto en duda ningún céntimo de euro", ha manifestado Rovira en declaraciones a Catalunya Informació sobre los 5,8 millones de euros para procesos electorales que el órgano consultivo avala. Además, sobre la disposición adicional considerada inconstitucional, Rovira entiende que el Consell de Garanties dice también que "no puede determinar la legalidad de un compromiso político" como es la convocatoria de un referéndum. Además, ha recalcado que este las decisiones de este órgano no son vinculantes.

Por estos motivos, la portavoz de JxSí ha asegurado que está "tranquila" y, sin entrar en detalles, ha explicado que a partir de ahora hay "diversas opciones sobre la mesa" sobre los próximos pasos a seguir con los presupuestos. Así, ha asegurado que su grupo debatirá con la CUP la semana próxima sobre cuál de las opociones se acaba acordando. "Tenemos unos cuantos días para hacerlo, tenemos que hablar las fuerzas que tenemos un compromiso para aprobar el presupuesto", ha añadido, antes de garantizar que Junts pel Sí "no dará ningún paso atrás" como consecuencia del dictamen. "Mantenemos firmes los compromisos políticos y encontraremos las vías para hacerlo (el referéndum)", ha insistido.

EL AVISO DE LA CUP

Respecto a la decisión que ha de tomar la mayoría soberanista, la CUP ya ha avanzado este sábado en un contundente comunicado que no aceptará ninguna enmienda sobre el referéndum en el presupuesto pactado con el Govern. "en ningun caso sería comprensible que se diera un paso atrás en la cuestión del referéndum", afirman los anticapitalistas en un comunicado en el que afirman que "las únicas modificaciones que se pueden introducir en los presupuestos son en materia de mejoras de carácter social", donde la CUP mantiene algunas enmiendas. 

Los anticapitalistas recuerdan que para llevar a cabo el referéndum "habrá que desobedecer impedimentos, mandatos judiciales o sentencias del Estado ya que no hay otra manera de hacerlo". Además, se muestran contundentes contra el papel del Consell de Garantíes Estatutàries al que califican de órgano "de naturaleza y mentalidad autonómica" que hace sus dictámenes en base a la adecuación de las normas a la Constitución "y es obvio que un referéndum, en este momento, es incompatible con esta Constitución". La CUP finaliza su comunicado avisando una vez más de que si apoya las cuentas es porque se recogen e una disposición adicinal la celebración de un referéndum. Es la disposición que el CGE considera inconstitucional.

MILLO: "EL GOBIERNO NO SE QUEDARÁ DE BRAZOS CRUZADOS"

Ante estos mensajes de miembros de Junts pel Sí y del Govern, el delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, ha avisado de que el Gobierno central "no se quedará de brazos cruzados" si finalmente se mantiene la partida destinada al referéndum en los presupuestos para el 2017.

No obstante, Millo ha considerado que lo que hay que hacer ahora es "dejar trabajar a los grupos parlamentarios" para que tengan unas cuentas "plenamente constitucionales".

En un acto del PPC en Girona, el delegado del Gobierno ha admitido también que las decisiones del Consell de Garanties no son vinculantes, pero ha recordado que "deben tenerse en cuenta" sus resoluciones. "No sería la primera vez que se modifica un presupuesto a instancias de un dictamen del Consell. Siempre se ha ehco caso de lo que dicen y esta vez no debe ser diferente", ha insistido.

En el mismo acto, el coordinador general del partido, Xavier García Albiol, ha asegurado que Puigdemont "está aislado del mundo" y le ha acusado de llevar a Catalunya "al precipicio".