Ir a contenido

La oposición aplaude el dictamen contra el referéndum y considera que "desautoriza" la vía unilateral

Los grupos subrayan el hecho de que el informe lo haya hecho el Consell de Garanties Estatutàries, y no el Tribunal Constitucional

El Gobierno central también da mucha importancia al fallo, que considera que tiene un alto "valor político"

La oposición aplaude el dictamen contra el referéndum y considera que "desautoriza" la vía unilateral

DANNY CAMINAL

Todos los grupos de la oposición, con excepción de la CUP, han aplaudido este viernes el dictamen del Consell de Garanties Estatutàries (CGE) contrario a la disposición que prevé una partida para el referéndum en los presupuestos del Govern para el 2017, y han coincido en resaltar que en esta ocasión no es el Tribunal Constitucional, sino un organismo dependiente del Parlament, el que ha reprochado la acción del Ejecutivo catalán.

"Ya no cabe el victimismo de siempre, ya no es el TC, ni los fiscales. Ahora es su propio Consell de Garanties Estatutàries", ha destacado el portavoz de Ciutadans, Fernando de Páramo. El dirigente del partido naranja ha considerado que este varapalo pone fin a la "aventura" soberanista. "Dejen de hacer el ridículo; se lo ha dicho el TC, los letrados del Parlament, el Estatut y ahora se lo dice su propio CGE", ha añadido en rueda de prensa en el Parlament.

El primer secretario del PSCMiquel Iceta, ha subrayado que el informe "es un hecho de gran importancia". "Demuestra lo que nosotros hace tiempo que decimos: todo esto que quiere hacer el Govern no se puede hacer", ha manifestado en declaraciones a los medios, al tiempo que ha hecho hincapié en que en esta ocasión no ha sido el Tribunal Constitucional ni los "unionistas" los que han tomado esta decisión, sino "un organismo de la Generalitat que hace un análisis jurídico del texto de los presupuestos y les dice que el referéndum que quieren hacer no se puede hacer".

Asimismo, el líder de los socialistas catalanes ha instado al 'president', Carles Puigdemont, y al vicepresidente, Oriol Junqueras, a retirar el proyecto de presupuestos y ha considerado que si el del referéndum es el único objetivo de su Govern deberían conovocar "lo antes posibles unas nuevas elecciones".

CONSULTA PACTADA

El portavoz de Catalunya Sí que es Pot, Joan Coscubiela, ha calificado el dictamen de "plena y total desautorización a la estrategia de unilateralidad" del Govern. A su juicio, este texto "refuerza" la apuesta de su grupo por un referéndum pactado con el Estado.

Igual que Iceta, ha subrayado el hecho de que el informe "no lo ha hecho el Tribunal Constitucional, sino el Consell de Garanties Estatutàries", un órgano designado por el Parlament, y que la decisión ha sido tomada por unanimidad. Por esto, ha añadido que no le "cabe en la cabeza" que el Govern pudiera desoír el dictament y no adecuar los presupuestos a sus indicaciones.

Antes de realizar estas declaraciones, Coscubiela ha presentado junto al presidente de su grupo, Lluís Rabell, una petición de comparecencia de Puigdemont en el Parlament para que en el pleno de la semana que viene explique "su hoja de ruta".

Por su parte, el portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domènech, ha calificado de "golpe fuerte" el informe del CGE y ha criticado "el exceso de ingeniería parlamentaria" de Junts pel Sí, lo que, a su juicio, está generando irritación en los órganos jurídicos del Parlament. "Se está forzando y creando cierto caos en la normativa catalana", ha abundado Domènech.

"BANDOLERISMO POLÍTICO"

Igual de satisfecho se ha mostrado el coordinador del PPCXavier García Albiol, quien ha acusado al Ejecutivo catalán de hacer "bandolerismo político". "Ya no es el malvado Tribunal Constitucional, que según ellos va en contra de Catalunya, ahora es el órgano propio del Parlament", ha insistido Albiol.

El dirigente conservador ha reclamado a Puigdemont y al resto del Govern que dejen de hacer daño y recapaciten, y ha tendido su mano. "Les irá mejor con el PP que con la CUP porque nuestra influencia en el Gobierno español es superior", ha añadido.

En la misma línea, el portavoz del Ejecutivo central, Íñigo Méndez de Vigo, ha hecho un llamamiento a la "responsabilidad" y ha pedido a la Generalitat que "cumpla su propia la ley" y no siga "haciendo cosas" que sus órganos consultivos rechazan. Fuentes gubernamentales han considerado además que el dictamen tiene un alto "valor político", es "importante" y "llamativo" porque procede precisamente de la institución creada por el Govern para asegurar la legalidad del 'proces'.