Ir a contenido

PRIMER ACUERDO PARA LA INVESTIDURA DEL LÍDER DEL PP

Rajoy ningunea a Rivera y frena el pacto de regeneración política

Cinco de las seis medidas están atascadas pese al optimismo de Ciudadanos

PILAR SANTOS / PATRICIA MARTÍN / MADRID

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder de C’s, Albert Rivera, el pasado agosto, en el Congreso de los Diputados. / JOSÉ LUIS ROCA

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder de C’s, Albert Rivera, el pasado agosto, en el Congreso de los Diputados.
Declaraciones durante el transcurso de una visita al Mobile World Congress en L’Hospitalet de Llobregat.

/

Pese a los intentos de Ciudadanos de endulzar la realidad, el pacto anticorrupción que el partido naranja puso como condición a Mariano Rajoy para apoyar su investidura está atascado en cinco de los seis puntos. El PP está incumpliendo el grueso de un acuerdo con el que Albert Rivera quiso demostrar "la utilidad" de votar a Ciudadanos. Los populares se les están escapando, por ahora, con dilaciones y buenas palabras. Aunque los datos son reveladores, el portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, llegó a decir este martes después de una reunión con los conservadores que las seis medidas están "encarriladas y avanzando".

Esos seis puntos son: la expulsión inmediata de cualquier público imputado por corrupción (que el PP se resiste a cumplir en Murcia estos días), la creación de una comisión investigación sobre la finaciación irregular del PP (rechazada por altos cargos conservadores públicamente), la supresión de los indultos por corrupción política (siguen vigentes), la limitación de mandatos del presidente del Gobierno y la eliminación de los aforamientos (aparcadas por disquisiciones jurídicas) y la nueva ley electoral (la única que se ha activado).

Girauta y otros dos miembros de Ciudadanos se reunieron con diputados populares para analizar el estado de la cuestión. El portavoz de la formación naranja salió con un discurso optimista. De hecho llegó a decir: "Tengo la convicción de que vamos a presentar una petición [de la comisión de investigación de la financiación irregular del PP] conjuntamente [Rafael] Hernando y yo mismo", declaró. Girauta no facilitó ninguna información para sostener tal afirmación y José Antonio Bermúdez de Castro, portavoz de los conservadores, se limitó a comentar después que Ciudadanos les había entregado un documento con la solicitud de comisión y que se habían comprometido a estudiarlo.  

AFORAMIENTOS Y POSIBLE REFERÉNDUM

El diputado popular sugirió que se podrían estudiar "fórmulas" contra la corrupción en la subcomisión de regeneración que ya está aprobada. Una subcomisión a la que quiere enviar también para su "estudio" la eliminación de aforamientos. Ciudadanos apuesta por hacerlo con una reforma exprés de la Constitución, una fórmula que el PP ve peligrosa ante el riesgo de que Podemos pida un referéndum (cualquier cambio en la Carta Magna debe someterse a votación popular si lo reclama el 10% del Congreso)

Ciudadanos amenaza con crear una mayoría parlamentaria alternativa si el PP sigue mareándoles. "¿Es de fiar el señor Rajoy? Esa es la cuestión", se preguntaba este martes Girauta

LAS LENTEJAS DE MAÍLLO

El problema es que antes de sentarse a hablar de aforamientos y mandatos, el PP ya había dejado claro que es reacio a poner en marcha varias de estas reformas y confesó su partido las aceptó en su día porque eran "lentejas", expresión usada por el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, para referirse al hecho de que fueron condiciones sobre las que no pudieron negociar.

Girauta se burló de la expresión de Maillo. "Esto [las medidas de regeneración] se hacen a su pesar, ¿quién va a pensar lo contrario? Pero en ese momento se las tenía que comer (...) ¿Eran lentejas o no eran lentejas? Ustedes firmaron, el presidente del Gobierno dijo públicamente que aceptaban las condiciones", se intentó defender el portavoz de Ciudadanos.