Ir a contenido

LA LACRA DE LA CORRUPCIÓN

ERC no ve ninguna conspiración contra el PDECat por el 'caso 3%'

Alfred Bosch pide que la justicia llegue hasta el final en los casos de corrupción

PSC e ICV exigen al 'expresident' que no esconda las corruptelas de su partido bajo la 'estelada'

XABI BARRENA / BARCELONA

ALFRED BOSCH3 Aunque todo quede en nada, ERC podrá marcar más distancia con Colau.

ALFRED BOSCH3 Aunque todo quede en nada, ERC podrá marcar más distancia con Colau.

Entre los equilibrios a los que acostumbra ERC con respecto a las decisiones que afectan al CDC-PDECat, los que atañen a la actualidad judicial de los demócratas --versión presunta financiación irregular-- son, sin duda, los más alambicados. ERC adoptó hace años, ya en la campaña del 2012, una especie de 'argumentario' que pasaba por decir que “tolerancia cero con la corrupción”, por evitar opinar sobre las novedades que van deparando las distintas investigaciones y por separar las vicisitudes de un partido de las aspiraciones independentistas de parte de la sociedad catalana. La revelación de que un testigo protegido ha  implicado directamente al ‘expresident’ Artur Mas no ha variado ni un ápice el guion republicano. Ni cierre de filas con Mas, ni ataque a los convergentes.

Ante el estruendosos silencio de Oriol Junqueras y con la plana mayor del partido en Madrid dando apoyo moral a Francesc Homs fue el jefe de filas republicano en el Ayuntamiento de Barcelona, Alfred Bosch, el que compareció ante la prensa. Bosch ha evitado pronunciarse sobre los indicios que apuntan a una presunta trama de financiación ilícita de CDC,aunque, eso sí, ha mostrado su respeto hacia la "presunción de inocencia".

"Lo que creo es lo que dicen los tribunales. Las sentencias las respetamos escrupulosamente. Queremos que se luche contra la corrupción", ha recalcado Bosch, que ha pedido que "la justicia llegue hasta el final".

Tampoco ha suscrito la teoría de la conspiración labrada por Mas -cuando salió a la luz lo afirmado por el testigo protegido- sobre que todo era una operación del Estado por acabar con el PDECat."Cada cosa debe tratarse allí donde toca. No hemos de politizar la justicia, ni hemos de judicializar la política", ha sentenciado.

Más explícito a la hora de bandear esa teoría conspirativa de Mas fue el PSC. “No se trata de un ataque al independentismo, son acusaciones que conciernen exclusivamente a CDC", ha aseverado el secretario de Organización socialista, Salvador Illa.

LA OPINIÓN DE ICV

En la misma línea se ha expresado ICV, partido integrante de Barcelona en Comú y Catalunya Sí que es Pot, vía uno de sus coordinadores, David Cid. El colíder de la fuerza ecosocialista ha reclamado a Mas que "deje de utilizar" Catalunya y el derecho a decidir de los catalanes como "instrumentos" para "tapar" la presunta corrupción y financiación irregular de su formación y "determinadas prácticas que se han extendido durante diez años como mínimo".

"Se hace un flaco favor al derecho a decidir si se instrumentaliza", ha advertido el dirigente ecosocialista, quien ha criticado en este sentido que desde los convergentes se pretenda "mezclarlo todo continuamente" en su estrategia de defensa.

La flamante portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero, por su parte, ha establecido un nexo de unión entre las investigaciones del ‘caso 3%’ y el juicio a Francesc Homs por el 9-N. Montero ha afirmado que “si hay que juzgar a CDC por algo es por corrupción, por haber cometidos delitos relacionados con las tramas del 3%, no por poner urnas", ha señalado.

0 Comentarios
cargando