Ir a contenido

EL ÓRDAGO SOBERANISTA

La fiscalía suma otra querella contra Forcadell y apunta a otros tres miembros de la Mesa del Parlament

La demanda afecta a la tramitación de la resolución sobre el referéndum unilateral que impulsaron Junts pel Sí y la CUP

El ministerio público exculpa al diputado de Sí que es Pot Joan Josep Nuet porque "no pretendía llevar adelante un proyecto político con total desprecio a la Constitución"

RAFA JULVE / J. G. ALBALAT / BARCELONA

De izquierda a derecha, Ramona Barrufet, Lluís Corominas, Carme Forcadell, Anna Simó y Joan Josep Nuet, el pasado 2 de febrero.

De izquierda a derecha, Ramona Barrufet, Lluís Corominas, Carme Forcadell, Anna Simó y Joan Josep Nuet, el pasado 2 de febrero. / TONI ALBIR

La Fiscalía Superior de Catalunya ha presentado este jueves una nueva querella contra la presidenta del ParlamentCarme Forcadell, que en esta ocasión también afecta a otros tres miembros de la Mesa de la Cámara. El ministerio público les atribuye los delitos de desobediencia y prevaricación al permitir que se tramitara la propuesta de resolución de Junts pel Sí y la CUP que abogaba por convocar un referéndum unilateral sobre la independencia y que fue aprobada con los votos de estos dos grupos el pasado 6 de octubre. La demanda, que se ha presentado por instrucción de la Fiscalía General del Estado, responde a la decisión del Tribunal Constitucional (TC) de anular la hoja de ruta de la 'desconexión' impulsada por los partidos independentistas.

Además de Forcadell, la querella se dirige contra el vicepresidente primero de la Mesa, Lluís Corominas, contra la secretaria segunda, Anna Simó, y contra la secretaria cuarta, Ramona Barrufet. Los cuatro forman parte de la coalición de Junts pel Sí. En cambio, el diputado de Catalunya Sí que es Pot y secretario tercero de la Mesa, Joan Josep Nuet, no ha sido incluido en la demanda pese a que también votó a favor de que se tramitara la propuesta de resolución sobre la vía unilateral.

El argumento que ofrece el ministerio público para exculpar a Nuet es que este "no pretendía como los querellados incumplir los mandatos del TC, ni llevar adelante un proyecto político con total desprecio de la Constitución de 1978". Además, según el fiscal, el diputado de Sí que es Pot "actuó en la creencia errónea de estar cumpliendo con sus funciones como miembro de la Mesa, considerando que el control que podía ejercer este órgano era meramente formal". "Tal falta de voluntad de sumarse al proyecto político de ruptura unilateral con el sistema constitucional se infiere de su trayectoria como diputado", agrega, y justifica esa afirmación recordando que Nuet nunca ha votado a favor de aquellas resoluciones que defendían la vía unilateral para separar Catalunya de España.

"SE QUERELLAN POR LO QUE SOMOS"

Al margen de las críticas por la querella en su conjunto (con trifulca incluida en el pleno del Parlament), la exclusión de Nuet ha dado nuevos argumentos a quienes denuncian la ofensiva política vía embestida judicial contra el 'procés'. El propio diputado de Sí que es Pot, por ejemplo, ha tuitetado que los razonamientos del fiscal evidencian una "discriminación ideológica" y demuestran una "politización chapucera e intolerable".

También Forcadell ha empleado la misma red social para sentenciar: "Hoy queda más claro que nunca: no se querellan por hechos, se querellan por lo que somos y pensamos". "Solo si eres independentista mereces ser juzgado", ha agregado en rueda de prensa tras dar las gracias irónicamente a la fiscalía por "desenmascararse". Como Nuet, que ha denunciado que se quiere "dividir a los demócratas", fuentes de JxSí consideran que la decisión de 'salvar' al diputado de Sí que es Pot responde a una estrategia política por parte del Gobierno central para evitar un frente común de todos los partidos que defienden el referéndum.

"CONTUMAZ Y OBSTINADA"

En la querella, el fiscal considera que la presidenta de la Cámara demostró una "contumaz y obstinada voluntad de incumplir los mandatos constitucionales" y acusa a los cuatro querellados de poner en evidencia "su voluntad inequívoca e irreversible de llevar adelante su proyecto polítco por la fuerza de los hechos consumados". Asimismo, les avisa de que no pueden escudarse en la inviolabilidad parlamentaria --que protege sus votos y opiniones en el ejercicio de su cargo-- ya que "no es un privilegio personal que les inmunice de responsabilidad por actos manifiestamente ilegales ejecutados al margen o en contra del propio sistema parlamentario".

La fiscalía ha pedido a su vez al Tribunal Superior de Justícia de Catalunya que esta querella se acumule al procedimiento que ya se estaba instruyendo contra Forcadell también por presunta desobediencia por permitir que se votaran las conclusiones de la comisión sobre el 'procés'. En concreto, esta última querella de la fiscalía deberá estudiarla el juez designado por el Parlament Carlos Ramos, aunque finalmente será la sala de admisión del TSJC la que decida el recorrido que debe seguir.

0 Comentarios
cargando