Ir a contenido

INVESTIGACIÓN POR EL PRESUNTO PAGO DE COMISIONES

La investigación de los sobornos del AVE aporta pruebas al 'caso 3%'

Un empleado de Corsán entregó en la sede de CDC documentos sobre licitaciones en marzo del 2014

La magistrada del 'caso Adif' remite parte de la causa al juzgado que indaga la financiación del partido

J. G. Albalat

El empleado alejándose de la sede de CDC.

El empleado alejándose de la sede de CDC.
El mismo empleado cerca de la sede de CDC.

/

11 de marzo del 2014. 18.07 horas. Marino V. J., un directivo de la constructora Isolux-Corsán entrega un sobre en la sede de la extinta CDC (ahora PDECat) en la calle de Còrsega de Barcelona. Dos cámaras de seguridad recogen su imagen. La Guardia Civil le vigilaba por el presunto fraude en las obras del AVE en la estación de La Sagrera y el supuesto soborno a entonces altos cargos del ente público Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias).

La jueza de Barcelona, Silvia López Mejías, que investiga esta presunta malversación de fondos públicos y cohecho, ha remitido ahora a su homólogo de El Vendrell que instruye el 'caso 3' de supuesto pago de comisiones a CDC parte de dos informes de la Guardia Civil donde se recoge la entrega del misterioso sobre en la sede del partido. Los agentes que vigilaban a Marino V. se pusieron muy nerviosos ese día. No sabían si intervenir o no. Al final, no lo hicieron por prudencia, ya que se desconocía qué había en el sobre. Sin embargo, siguieron recabando datos y recopilaron imágenes de cámaras de seguridad de la zona. Las sospechas se dispararon cuando escucharon las conversaciones del empleado de Corsán investigado, que tenía intervenido el teléfono.

EL NEXO DE BIMSA

A mediados del pasado febrero, el fiscal anticorrupción Emilio Sánchez Ulled, que se encarga de los dos casos abiertos en Barcelona sobre las presuntas irregularidades en la construcción de la línea del AVE a su paso por Barcelona, solicitó a la jueza que lleva la causa referida a la estación de la Sagrera que trasladara parte de dos informes de la Guardia Civil de marzo del 2014 al juzgado de El Vendrell. La magistrada López Mejías ha aceptado la solicitud y ha enviado la documentación.

La petición del fiscal detalla que las conversaciones y el contenido del seguimiento a Marino V. podría ser de “interés” para la causa de 3%, en especial porque los hechos se refieren a las actividades de la empresa municipal Barcelona de Infraestructuras Municipales (BIMSA), cuya sede fue registrada el 2 de febrero, en la por ahora última fase de la operación del 'caso del 3%'.

Su responsable en la época de CiU fue el exteniente de alcalde de Habitat Urbano Antoni Vives, que fue detenido y luego puesto en libertad. Los investigadores sospechan que muchas de estas posibles mordidas se camuflaban a través de donaciones a fundaciones vinculadas a CDC, como la CatDem o Fòrum Barcelona. BIMSA fue creada por el Ayuntamiento de Barcelona en el 2004 para gestionar las obras del AVE en la ciudad.

"QUE NO PONGA NADA"

El 10 de marzo del 2014, un día antes de la entrega del sobre en la sede de CDC, Marino V. da instrucciones a Inma, una empleada de Corsán, para que haga unas modificaciones en un documento relacionado con Bimsa. Son las 10.54 horas. “No tiene que aparecer ninguna referencia nuestra (…). Haces una fotocopia (…) Entonces lo metes en un sobre que no ponga nada… y se entregue donde… bueno ya sabes dónde, ¿no?”, le dice Marino V.

Marino V. actúa por indicaciones de un directivo de la empresa, Ramon A., que en el 2013 fue imputado en el 'caso Barcenas' de presunta financiación del PP. Minutos después, le llama de nuevo y precisa que debe añadir “unas notas” en las que diga: 'Te adjunto licitaciones de Bimsa correspondientes al año 2013 y 2014. Adjudicadas y pendientes de adjudicar”. E incide: “Pon un abrazo y ya está, sin poner nada más (…) y sin firmar”. En otras conversaciones intervenidas, Marino pregunta si Ramon A. ha habado con el “susodicho”, en referencia, supuestamente, a alguien de CDC, a quien no nombra.

Al día siguiente, 11 de marzo, minutos antes de las 13.00 horas, Marino V. vuelve a llamar a esa misma empleada y le comenta que él pasará por la sede de la constructora: “Me bajáis el sobre”. Y así lo hace una “mujer rubia”, según la Guardia Civil. Eran las 17.45 horas. A las 18.00, Marino aparca su vehículo en el paseo de Gràcia y se dirige a la sede de CDC. Accede a su interior a las 18.07 y dos minutos después sale del edificio. En los meses anteriores a la entrega del sobre, Corsán había logrado contratos millonarios tanto de la Generalitat, presidida por Artur Mas, como del Ayuntamiento de Barcelona, cuando gobernaba Xavier Trias.