Ir a contenido

El fiscal archiva el último informe del 11-M sin entregárselo al juez

El documento no aporta ninguna novedad sobre el atentado que ya fue juzgado

Lo anunció el exnúmero dos de la Policía en una entrevista

ÁNGELES VÁZQUEZ / MADRID

Eugenio Pino, exnúmero dos de la Policía.

Eugenio Pino, exnúmero dos de la Policía. / DAVID CASTRO

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha procedido a archivar, sin necesidad de remitirlo al juzgado, el informe elaborado por la ya extinta Brigada de Análisis y Revisión de Casos de la Policía sobre la bomba que no explotó en los atentados del 11-M y que, confundida con pertenencias de las víctimas, acabó en la comisaría de Puente de Vallecas, en cuyas cercanías fue desactivada y gracias a la que se llegó al locutorio de Jamal Zougam, uno de los condenados. 

El ministerio público considera que el documento, anunciado por el que fue número dos de la Policía Eugenio Pino en una entrevista, no "contiene ningún dato, indicio o elemento incriminatorio nuevo y/o distinto de los ya incorporados en su día al procedimiento judicial, que justifique una reapertura del mismo a los efectos de iniciar nuevas líneas de investigación o esclarecer nuevas responsabilidades en la planificación y ejecución de los atentados".

El documento fue buscado por orden del actual ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, tras saberse de boca de Pino que existía, junto con otro sobre el chivatazo del ban Faisán, también juzgado, y otro sobre el asesinato de Marta del Castillo. El actual director adjunto operativo, Florentino Villabona, ordenó la búsqueda de los informes, del que sólo se ha encontrado de momento el del 11-M, y disolvió la Brigada de Análisis y Revisión de Casos, cuyos efectivos se destinaron a la búsqueda de personas desaparecidas.

El del 11-M se envió a la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que este lunes ha informado de que tras su lectura ha concluido que "no es útil ni pertinente la práctica de nuevas diligencias", por lo que procede a su archivo, sin remitirlo al juzgado que instruyó los mayores atentados cometidos en España.

La resolución de archivo será notificada y entregada, junto con el documento, a todas las asociaciones de víctimas que estuvieron personadas en el procedimiento judicial en el que se investigó los atentados perpetrados en Madrid el 11 de marzo de 2004. 

Eugenio Pino declaró la semana pasada, como testigo, en la Audiencia Nacional en relación con otro episodio policial cuestionable: el pendrive del 'caso Pujol' con el que se habría hecho un informe policial puesto en cuarentena por el juez instructor, José de la Mata, al dudar del origen de la información que contenía.

0 Comentarios
cargando