Ir a contenido

Miguel Ángel Gimeno:«A la Oficina Antifrau llegaron facturas de unas grabadoras minúsculas»

NEUS TOMÀS / J. G. ALBALAT

Entrevista al director de la Oficina Antifrau Miguel Ángel Gimeno Jubero. / FERRAN NADEU

El expresidente del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya Miguel Ángel Gimeno lleva medio año al frente de la Oficina Antifrau de Catalunya, un organismo denostado  tras la gestión de su polémico antecesor, Daniel De Alfonso, famoso por sus conversaciones grabadas en el despacho del exministro Jorge Fernández Díaz. 

-En su comparecencia en el Parlament reveló que había detectado déficits de control, en ámbitos como el económico. ¿Se ha encontrado facturas en el cajón o facturas raras? 
-Cuando yo hablo de recuperar la confianza de la ciudadanía catalana con relación a esta oficina hablo también de ser especialmente rigurosos dentro de la oficina en nuestro comportamiento, desde cómo se contrata a los gastos. En todo. No todo lo que es legal diría que le está permitido hacer a la oficina. Me refiero a gastos o remuneraciones que no me parecía que fuesen los adecuados. Por ejemplo: los abonos del Liceu. La oficina no tiene por qué tener una presencia institucional dentro del Liceu; al que le guste que se la pague, y si no que no vaya.

-¿A qué remuneraciones se refiere?                                                                                                                                                                        

"La oficina no tiene por qué tener abonos del Liceu; al que le guste que se lo pague, y si no que no vaya"


-Me refiero a dietas, a control de los gastos de representación, a una serie de aspectos de este tipo con los que habría que ser más rigurosos. Decidir para qué puede gastarse y para qué no puede gastarse.

-Su antecesor comentó y está publicado que en una caja fuerte se guardaban  documentos de políticos. ¿Los ha encontrado? 
-En este despacho, salvo que esté tan oculta que en dos meses yo no haya averiguado dónde está, no hay caja fuerte. En administración hay una caja fuerte pero también he mirado allí si había algo que fuera inusual que esté en ese departamento y la verdad es que no he encontrado nada. Por tanto, si la hubo, quien la puso debía saber dónde y qué hizo con ella. Aquí no hay y lo digo con la suficiente seguridad porque he ordenado que se hiciese una auditoría de seguridad.                                                                     

-¿Puede aclararnos si la oficina se encargó de comprar unos micrófonos que tal vez sirvieron a su antecesor para grabar sus conversaciones con Jorge Fernández Díaz? 
-No me consta. Pero no lo sé, incluso tendría alguna duda, pero, en fin, puede ser, no digo que no. Lo que sí es cierto es que nosotros recibimos unas facturas sobre unas grabadoras, digamos que muy pequeñas, minúsculas. Pero eran de  los últimos tiempos, por tanto, difícilmente podían referirse al pasado.

-¿En la Oficina Antifrau se necesitan unas grabadoras minúsculas?
-Pues yo la verdad es que no las he utilizado nunca y además es que creo que no sabemos utilizarlas porque son tan micros que no cumplen ninguna función razonable.

-¿Ha remitido ya algún caso a la fiscalía? En la anterior etapa, la mayoría, por no decir todos, que se enviaron acabaron archivándose.                    

"Hay una figura denostada que aquí queremos potenciar, la del alertador"

-Sí, he remitido algunos ya a la fiscalía. Intento ser muy riguroso y acortar todas las posibilidades de investigación antes de enviar casos a la fiscalía... De momento no nos ha llegado ninguna resolución diciendo que se han archivado.

-Hemos visto en Valencia que al final los casos de corrupción política se aclaran cuando hay empresarios que cantan. ¿Es la única manera? 
-Hay una figura denostada que aquí queremos potenciar, la del alertador. La llamamos así porque cuando  decimos delator queda feo. Es evidente que a esta persona la tenemos que apoyar porque esta es la que nos da más seguridad. Normalmente es muy fiable y nos interesa protegerle. La fotografía que vi hace unos días de diversas personas que habían denunciado casos de los más famosos  y que se sentían totalmente desamparados, que no dudo que era así, me parece horrible.

-¿Sería la figura del arrepentido?
-Bueno, el arrepentido es uno que ha participado,  pero no sería el arrepentido solo, ni muchísimo menos. El alertador puede ser aquel  funcionario público que ve cómo otro dentro está haciendo algo y alerta de lo que está pasando.

-¿Y admiten denuncias anónimas?
-Sí, es una de las primeras decisiones que yo tomé. En la resolución en la que lo acuerdo expongo las razones para admitirlas, o más bien la ausencia de razones para que no las hubiera. También advierto de que la denuncia anónima necesita un plus de datos que te permitan constatar que el hecho es cierto.                                                                   

"Catalunya tiene una situación políticamente compleja y que debe resolverse políticamente"

-¿La Oficina Antifrau podría abrir una investigación por las declaraciones del exsenador Santi Vidal ?
-Salvo que hagamos una interpretación muy extensiva y teniendo en cuenta que ya está en la fiscalía, la oficina no tiene nada que decir ni que hacer. No estamos hablando de un caso relacionado con intereses económicos. Se trata de otra cosa. La oficina no es el vigilante de toda la integridad en todo el mundo. Es vigilante de algunos aspectos y yo creo que este no sería el caso. Ahora, si alguien quiere plantearlo desde otra perspectiva puede hacerlo.

-¿Han investigado los negocios de  la familia Pujol?
-Aquí hubo un expediente en su momento y se remitió al ministerio fiscal y punto.

-Suponemos que ha seguido el juicio del 9-N. ¿En algún momento ha pensado: «yo tendría que estar ahí»?
-Era previsible que como miembro de la sala civil y penal del Tribunal Superior de Justicia hubiese estado ahí, sí, efectivamente.

-¿Qué le parece que hubiera manifestaciones de apoyo a los acusados? En algunos ámbitos se ha interpretado como una coacción a la justicia.
-Usted ha estado en medio. Yo, no. El tribunal debe procurar ser absolutamente independiente y, hombre, cuando tiene que flotar en ese mar que es la situación política que se da en Catalunya... Esperemos que sepa flotar suficientemente.

-¿Qué opina de la situación que se está viviendo en Catalunya?
-Catalunya tiene una situación políticamente compleja y que debe resolverse políticamente