10 jul 2020

Ir a contenido

La fiscala jefa de BCN investigará si los insultos que recibió en el juicio del 9-N son delito

Ana Magaldi ha solicitado a los Mossos las imágenes de las cámaras de seguridad para analizar lo sucedido

Asegura que fue intimidada por un veinteañero que la abordó tras los "improperios" de un grupo de manifestantes independentistas

Guillem Sànchez

Asegura que fue intimidada por un veinteañero que la abordó. / POL SOLÀ/ACN

La fiscala jefa de Barcelona, Ana Magaldi, estudia abrir diligencias contra un joven que la increpó el pasado viernes a la salida del Palau de Justícia, tras la penúltima sesión del juicio del 9-N. "Ya he pedido a los Mossos d'Esquadra que reserven las imágenes de las cámaras de seguridad", ha explicado este martes en una rueda de prensa que ha convocado para valorar este episodio. Ahora analizará "con sosiego" el incidente para tomar las cartas más oportunas en este asunto. 

"LOS HECHOS SON LOS HECHOS"

La fiscala ha avanzado antes de dar su versión de lo sucedido que "siempre" dice la verdad y que, "más allá de los opiniones", los hechos "siempre son los hechos" y estos son los que iba a relatar. 

El pasado viernes a las 13.30 horas, cuando salió de la sede judicial, se detuvo al pisar el exterior para encenderse "un cigarro" porque llevaba muchas horas sin fumar. Escuchó gritos de "fuera, fuera, fuera la justicia española". Estos iban dirigidos a ella. Está convencida de que la reconocieron y no solo por su "maravilloso cabello" (es blanco y cortado casi al cepillo).  

Su respuesta fue la de mantenerse "firme". Una actitud que interpreta que "no gustó" y que desencadenó los siguientes insultos por parte "de una veintena de manifestantes": "Fascista, eres una mierda, vete de Catalunya". 

INTIMIDADA POR UN VEINTEAÑERO

Cuando descendió las escaleras y se marchó por la acera contigua del Palau de Justícia, observó cómo un joven de este grupo salía corriendo en su dirección. "Me fijé en si llevaba algo en las manos porque temí por mi integridad", ha subrayado. 

Con una cara "de odio" que "no ha visto en 35 años de fiscal en ningún delincuente", el joven le gritó: "¡Tú eres la fiscalía, tú nos condenas por poner las urnas, qué vergüenza!".  

El episodio finalizó en cuando los Mossos acudieron alertados por Magaldi y esta se marchó de la sede judicial. 

"HECHOS MUY GRAVES"

Durante la rueda de prensa convocada este martes para aclarar el incidente, Magaldi se ha negado a aceptar que esté sobredimensionando un incidente aislado. Los insultos a veces se lanzan "contra políticos e incluso contra periodistas", le ha recordado un informador presente en la sala durante el turno de preguntas. Magaldi, no obstante, ha institido que considera el caso como algo "muy grave" que "no va con su cargo".

La fiscala, tras los insultos, informó personalmente al Fiscal General del Estado de lo sucedido a través de una llamada telefónica. Este órgano emitió el lunes un comunicado en el que denunció "el acoso y los insultos de un grupo de radicales" que recibió esta responsable del ministerio público en Barcelona. 

Magaldi, más allá de este careo con el joven, ha destacado del desarrollo del juicio el papel desempeñado por el fiscal Emilio Sánchez Ulled, por "devolver la dignidad" a la institución de la fiscalía. Hace dos años Magaldi convocó otra rueda de prensa para desmarcarse de la decisión de la Fiscalía Superior del Tribunal de Justícia de Catalunya después de que este órgano se opusiera a querellarse contra el president Mas por el 9-N. Desde entonces mantiene una tensa relación con el Govern de la Generalitat.