LA ENCRUCIJADA DEL SOCIALISMO

El PSOE se felicita por el giro "radical" de Podemos

Los socialistas consideran que el triunfo arrolador de Iglesias les deja espacio para crecer

Son pesimistas sobre las posibilidades de llegar a pactos con los morados frente al PP

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, junto al portavoz parlamentario socialista, Antonio Hernando, el pasado 7 de abril.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, junto al portavoz parlamentario socialista, Antonio Hernando, el pasado 7 de abril. / JOSÉ LUIS ROCA

Se lee en minutos

Un día después de que las bases de Podemos dieran todo el poder del partido a Pablo Iglesias Pablo Iglesias frente a Íñigo Errejón, los socialistas se mueven entre dos sensaciones contradictorias. Alivio por la victoria del secretario general del partido morado frente a su número dos, a quien temen más por su capacidad para apelar a los votantes tradicionales del PSOE, y pesimismo por las posibilidades de llegar acuerdos a partir de ahora con la tercera fuerza parlamentaria frente al PP. Casi todos los dirigentes consultados conjugan ambas tesis, pero la preponderante es la primera. El triunfo aplastante de Iglesias, que apela a una mayor radicalidad, con más énfasis en la calle que en las instituciones, deja un enorme espacio a los socialistas, señala esta versión, para recuperar a sus simpatizantes tradicionales, muchos de los cuales se han desplazado en los últimos años hacia Podemos.

Ahora, señala un importante dirigente, este sector del electorado comprobará que “la opción que ha abrazado” es la del Partido Comunista “de toda la vida”. “Si hacemos las cosas bien, si renovamos nuestro proyecto con propuestas sensatas, organizamos unas primarias en mayo que no dejen demasiadas heridas y salimos unidos de todo este proceso, cosa que todavía está por ver, conseguiremos que vuelvan muchos de los que nos han abandonado”, concluye este alto cargo.

"HA GANADO EL PABLISMO-LENINISMO"

En Vistalegre, dijo este lunes el portavoz de la gestora socialista, Mario Jiménez, en referencia al recinto donde Podemos celebró su congreso, “ha ganado el pablismo-leninismo”. Jiménez es la mano derecha de Susana Díaz, la presidenta de Andalucía, a quien todos en el partido dan como segura aspirante al liderazgo del PSOE, pero su tesis es compartida por los equipos de los otros dos candidatos, Patxi López y Pedro Sánchez. El entendimiento será mucho más difícil con un Iglesias que ya no tiene el contrapoder de Errejón, cuyo futuro como número dos y portavoz parlamentario corre serio peligro.

“Ha habido una apuesta por la radicalidad. Se han roto todos los puentes con el centro-izquierda y con el trabajo en las instituciones, por lo que va a ser muy difícil poder trabajar juntos. Podemos ha pasado de la pubertad política a la vejez sin haber sido nunca un partido maduro”, opinó el portavoz de la gestora en Onda Cero.

Te puede interesar

También el PSC se mostró de acuerdo. Con la victoria de Iglesias, dijo el secretario de Organización de los socialistas catalanes, Salvador Illa, “se ha impuesto la opción más intransigente y con menos predisposición a acordar con la izquierda mayorías alternativas al PP”.