Ir a contenido

HOMENAJE A UNA FIGURA CLAVE DEL 'PROCÉS'

Barcelona concede la Medalla d'Or de la Ciutat a título póstumo a Muriel Casals

Colau destaca la "huella imborrable" que la expresidenta de Òmnium Cultural dejó en "la lucha por las libertades"

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, entrega la Medalla d’Or de la Ciutat a la hija y el nieto de Muriel Casals.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, entrega la Medalla d’Or de la Ciutat a la hija y el nieto de Muriel Casals. / FERRAN NADEU

La alcaldesa de BarcelonaAda Colau, ha concedido este lunes por la tarde la Medalla d’Or de la Ciutat, a título póstumo, a la que fuera presidenta de Òmnium Cultural Muriel Casals, fallecida hace un año tras haber sido atropellada por un ciclista. El pleno municipal aprobó este reconocimiento con el apoyo de Barcelona en ComúCiUERCPSC y CUP. El PP votó en contra y C’s se abstuvo.

Al acto, que ha tenido lugar en el Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona, se han sumado el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont; la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y el expresidente Artur Mas. La hija y el nieto de Casals recogieron la medalla de manos de la alcaldesa, quien ha destacado el papel en la lucha por las libertades de quien fue diputada de Junts pel Sí.

"Desgraciadamente nos dejó de forma repentina y dejó una huella en la ciudad que es imborrable", ha subrayado. Colau ha elogiado las "fuertes convicciones en la defensa de la democracia" de Casals y el "compromiso en la lucha por las libertades" de una mujer "valiente, honesta, generosa y amable" que fue, además, una "figura de referencia" en el europeísmo y en el liderazgo de las mujeres. La regidora ha resaltado también la capacidad que tuvo Casals para generar "simpatías y complicidad" entre personas de diferentes ideologías y ha subrayado que su legado debe "inspirar y orientar" cara a futuro.

Puigdemont, por su parte, ha subrayado que la sonrisa de Casals se ha convertido en un "icono" del momento que vive Catalunya.

Economista, profesora universitaria y política, Casals se convirtió en una de las caras del proceso soberanista como presidenta de Òmnium Cultural y posteriormente diputada en el Parlament por Junts pel Sí. El 14 de febrero del año pasado falleció por las complicaciones que sufrió tras ser atropellada por un ciclista. 

DONACIÓN A ÒMNIUM

La hija de Casals, Laia Gasch, ha anunciado durante el acto que la familia donará a Òmnium Cultural la indemnización por el accidente que le costó la vida a su madre para dotar el premio de comunicación de la entidad que llevará su nombre. "Así, un hecho triste impulsará cada año una nueva ilusión", ha afirmado.