10 ago 2020

Ir a contenido

EL ÓRDAGO INDEPENDENTISTA

Artur Mas se declara ante los jueces responsable de "todo el 9-N"

El 'expresident' sostiene que la consulta alternartiva se dejó en manos de voluntarios y resalta su colaboración

Los magistrados se molestan por el retraso del exmandatario y una asociación denuncia el "intento" de desligitimar al tribunal

J. G. Albalat

El interrogatorio de Artur Mas ha tenido algunos instantes de cierta tensión. / ATLAS VÍDEO

El expresidente de la Generalitat Artur Mas no se ha movido ni un ápice en sus argumentos en defensa de la consulta soberanista del 9 de noviembre del 2014. Como hizo ante el juez instructor, el exmandatario se ha erigido ante los jueces del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) que le juzga por presunta desobediencia al Tribunal Constitucional como el "máximo responsable político" de idear e impulsar el proceso participativo alternativo a la consulta. “La iniciativa política fue mía y de mi Govern, pero yo daba las directrices políticas”, ha explicado. Mas se ha acogido a su derecho a no responder a la fiscalía ni a la acusación popular y solo ha contestado a su abogado, Javier Melero.

“Yo era el máximo responsable de todo”, se ha reafirmado el 'expresident', a la vez que ha dejado constancia de que, ante la primera prohibición del Constitucional, hubo un "cambio de formato" y se dejó en manos de voluntarios la organización de la consulta, tras convertirla en un proceso participativo. “Sin los 42.000 voluntarios no se podría haber llevado a cabo”, ha recalcado. El 'expresident' se ha sentado en el banquillo con a la exvicepresidenta Joana Ortega y la 'exconsellera' d'Ensenyament Irene RigauLa fiscalía reclama para el exjefe del Govern 10 años de inhabilitación y nueve años para las 'exconselleres'.

Unas 40.000 personas se han concentrado frente al Palau de Justícia de Barcelona para mostrar su apoyo a Mas, Ortega y Rigau. Los tres han llegado al edificio a las 9.25 horas, con casi media hora de retraso respecto de la hora fijada, acompañados del 'president' Carles Puigdemont y de miembros del Govern. La comitiva había salido del Palau de la Generalitat a las 8.25 horas. La conservadora Asociación Profesional de la Magistratura ha lamentado el "intento" de desligitimar la actuación de los jueces y ha denunciado la "tergiversación" del objeto del juicio, que no es "contra la democracia", ni por porner las urnas, sino por "desobediencia".

El retraso de los acusados ha provocado que los magistrados se molestaran y hayan advertido de que si se demoraban más allá de las 9.30 horas convocarían una vista para ver si se tomaban medidas contra ellos. Al inicio de la vista, los jueces han vuelto a rechazar la petición de citar como testigo al presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, al ministro de Justicia, Rafael Catalá, y la incorporación a la causa un informe de la junta de la Fiscalía Superior de Catalunya que consideraba que no había delito en el 9-N. 

En su declaración de menos de una hora, Mas ha asegurado que las directrices para organizar la consulta fue suya, como presidente de la Generalitat, y el resto de los miembros del Govern, como Ortega y Rigau, solo siguieron sus directrices. La iniciativa, ha sostenido, tenía unas raíces “estrictamente democráticas” y su objetivo era escuchar al pueblo de Catalunya sobre si quería o no un estado propio dentro de la Unión Europea.

MANDATO PARLAMENTARIO

El expresidente ha recordado que tras las elecciones del 2012 había una mayoría en el Parlament a favor del derecho a decidir y que la Cámara catalana instó al Gobierno catalán a promover la consulta soberanista. “Se intentó negociar un referéndum pactado como el Gobierno central, pero no hubo manera”, ha subrayado. Incluso ha concretado que mantuvo conversaciones con el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy. “El proceso participativo no fue un capricho individual, ni una salida de tono, sino que siguió un mandato del Parlament”, ha afirmado.

Mas ha resaltado que la primera consulta convocada y prohibida por el Constitucional había sido organizada e impulsada desde la Administración catalana, pero la segunda, es decir, el proceso participativo del 9-N, se dejó en manos de los voluntarios. “La organización se cambió, aunque el objetivo era el mismo” y en base a la movilización popular, ha insistido. La Generalitat facilitó los medios a los voluntarios.

“Pedimos la implicación de 20.000 personas y se apuntaron 42.000”, ha precisado el expresidente, para después añadir que los voluntarios fueron una “pieza imprescindible” en la "jornada democrática" del 9-N. “No había ánimo de cometer ningún delito, ni de desobedecer”, ha sostenido, aunque después ha subrayado que el mandato del TC era impreciso. ”Ante la imposibilidad, la evidencia y la magnitud de lo que estaba pasando en el país, se debía celebrar la jornada con normalidad”, ha dicho Mas. El exmandatario ha expresado también que el Constitucional no hizo nada el día de la consulta para frenarla y que no se pusieran las urnas.

ORTEGA Y RIGAU

Ortega y Rigau, en una declaracion de media hora cada una, han querido dejar claro el papel fundamental de los voluntarios para el desarrollo del 9-N. Para Ortega, defendida por el abogado Rafael Entrena, fueron "el alma del proceso", ya que "lo hicieron todo: como abrir los colegios, organizar colas, subir los datos de participación...". Y ha asegurado que ningún funcionario realizó tareas durante las votaciones de forma oficial.

Ortega ha negado que recibiera ningún tipo de requerimiento del Tribunal Constitucional y que conociera sus efectos. / ATLAS VÍDEO

La exvicepresidenta ha detallado que antes de la suspensión del 4 de noviembre las empresas encargadas de los preparativos, como hacer las urnas o distribuir los ordenadores, ya habían facturado y entregado sus trabajos, y que diseñó toda la organización del 9-N, a petición de Mas, "dentro del marco legal" y con respeto a "la democracia".

La 'exconsellera' Rigau, representada por el abogado Jordi Pina, tambien ha remarcado el papel de los voluntarios y ha negado que desde su departamento se coaccionara a los directores de los centros educativos para que abrieran el 9-N.

La exconsellera niega cualquier coacción hacia los responsables de los centros educativos por el 9N. / ATLAS VÍDEO

La sesion de este lunes ha finalizado pasadas las 12 horas con la campanilla agitada por el presidente del tribunal. La vista se reanudará este martes con la declaracion de testigos.