El Pacte pel Referéndum soslaya el debate de la fecha

La entidad se volcará en demostrar que la consulta cabe en la legalidad española

Independentistas y 'comuns' mantienen en la reunión sus opuestos puntos de vista

Carme Forcadell, Carles Puigdemont y Artur Mas, en la reunión del Pacte Nacional pel Referèndum del pasado 1 de febrero.

Carme Forcadell, Carles Puigdemont y Artur Mas, en la reunión del Pacte Nacional pel Referèndum del pasado 1 de febrero. / FERRAN SENDRA

2
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +
Xabi Barrena
Xabi Barrena

Periodista

Especialista en información sobre el Govern de Catalunya, de ERC y en el seguimiento de la actualidad del Parlament.

Escribe desde Barcelona

ver +

Los integrantes del Pacte Nacional pel Referéndum (PNR) siguen andando por el trecho común de camino y ocultando bajo la alfombra todo aquello que pueda introducir tensión interna. Sobre el referéndum hay ahora dos debates o dos velocidades. El habitual, en el que se da por descontado que el Govern se acogerá, con mayor o menor éxito, a la unilateralidad, y el de los días del cónclave del PNR en que parece no solo que el pacto con el Estado por el referéndum a corto plazo es viable, sino también que todos reman en esa dirección. Una especie de burbuja temporal. En el primer debate, la cuestión en boga en los últimos días ha sido si ese referéndum unilateral cabía hacerlo antes o después del verano. Algo que, este miércoles, ni tan solo se ha mencionado.

El portavoz del comité ejecutivo del PNR, Joan Ignasi Elena, ha señalado que el ente se pone como objetivo demostrar y hacer entender a todo el mundo que el referéndum de autodeterminación es legal dentro de la legalidad española y que, por tanto, el ‘no’ de Mariano Rajoy es únicamente una respuesta política. “Si arrojamos luz sobre este punto surgirá, de inmediato, el requerimiento para que el Gobierno explique por qué impide la consulta vinculante”. Con este objetivo, Elena ha anunciado campañas por doquier, en Catalunya, en Madrid y en Bruselas.

Aunque lo cierto es que los derroteros son otros. En concreto, la pugna sorda entre independentistas (que ven como una utopía el pacto con Rajoy y ya planifican la unilateralidad) y ‘comuns’ (que afirman que solo el acuerdo con el Estado hace 'efectiva' una consulta), como bien se ha apreciado en las intervenciones.

Joan Ignasi Elena

portavoz pnr

Si el Gobierno no permite el referéndum es porque no quiere. Porque es legal"

CRÍTICAS PUERTAS ADENTRO

Antes de entrar en la reunión, Ada Colau ha pedido que todos los integrantes del PNR "vayan en serio" y ha defendido que el referéndum no se "puede supeditar a un calendario". Y que sería contradictorio que los que lo integran tildaran después el referéndum pactado de "ingenuo" y de "no realizable", en alusión a las críticas de ERC y la CUP a su insistencia de explorar la vía acordada con la Moncloa. Una idea que la alcaldesa de Barcelona ha reiterado en la cumbre. "Que quede bien claro que se busca referéndum con garantías y acordado. Es legítimo que haya otras ideas, pero que no haya malentendidos con el que se está suscribiendo", ha advertido.

Ada Colau

alcaldesa de barcelona

El referéndum no se puede supeditar a un calendario"

Noticias relacionadas

Pese a la regañina, los independentistas han seguido instalados en su escepticismo. "Nadie debe dejar su ideología en la puerta para formar parte del PNR", ha advertido Carles Puigdemont. “Todos ya sabemos qué pensamos", ha coincidido Oriol Junqueras tras los dardos de Colau, mientras que Anna Gabriel ha sentenciado que "la defensa del referéndum es muy potente y no hay ninguna necesidad adjetivarlo ya que no habrá ningún pacto con el Estado".