28 nov 2020

Ir a contenido

El Govern se plantea adelantar a mayo el referéndum

Avisa de que el 'procés' se acelerará si Rajoy persiste en judicializar la respuesta

La táctica de Junqueras para sortear su inhabilitación tiene en alerta al PDECat

Neus Tomàs

La portavoz del Govern, Neus Munté; el vicepresidente, Oriol Junqueras, y el ’president’ Carles Puigdemont, en el Parlament.

La portavoz del Govern, Neus Munté; el vicepresidente, Oriol Junqueras, y el ’president’ Carles Puigdemont, en el Parlament. / DANNY CAMINAL

El proceso independentista adolece de una ciclotimia seguramente lógica por el tiempo que hace que dura la tensión con el Ejecutivo central. En ese estado de ánimo cambiante, la traslación de la pugna política a los juzgados puede ser el detonante de la aceleración que muchos sectores del secesionismo hace meses que están esperando. Si hasta ahora era solo la CUP la que pedía adelantar el referéndum, ahora es una posibilidad que asume ERC pero también el PDCat, que era el más reacio a precipitar un calendario que situaba la consulta a primeros de septiembre. Fuentes del Ejecutivo catalán han confirmado a este diario que si Mariano Rajoy persiste en el cerco judicial a políticos catalanes, una de las opciones que está sobre la mesa es celebrar el referendo en mayo. 

La pelota, insisten, está en la Moncloa. Y añaden que es decisión del Gobierno central que la Fiscalía mantenga o retire los cargos contra Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau (el juicio empieza el próximo lunes), así como contra Francesc Homs y Carme Forcadell. El proceso contra la presidenta del Parlament (su juicio aún no tiene fecha fijada), es uno de los que más puede elevar la temperatura independentista.

Fuentes conocedoras de los contactos que la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ha mantenido con algunos representantes de sectores económicos y entidades catalanas, aseguran que la número dos de Rajoy empieza a tomar conciencia de que la inhabilitación de Forcadell provocaría un movimiento de apoyo social que iría más allá del independentismo.                                                                                                                          

Oriol Junqueras: "Si el Estado inhabilita a Carme Forcadell, la respuesta más fuerte seria avanzar el referéndum"

Haya o no tomado nota de la incertidumbre que se avecina, el discurso de Santamaría en público sigue sonando igual de contudente. «El referéndum, lo adelante o no, es exactamente igual de inconstitucional», insistió ayer en València. Y añadió:  «Creo que ese adelantamiento pone de manifiesto que se baila al son de la música de la CUP».

LOS CÁLCULOS  

El que el vicepresidente del Govern,Oriol Junqueras, ha anunciado este martes en declaraciones a Catalunya Ràdio que «probablemente» la fecha se fijará en abril. A la misma hora, Mas en Onda Cero especulaba con que se pudiese celebrar «en torno al verano». En el Palau de la Generalitat descartan tanto julio como agosto porque consideran que es un riesgo convocar a los catalanes en plenas vacaciones. Junio es una alternativa posible pero fuentes gubernamentales subrayan que el hecho de que coincida con la campaña de la renta puede ser un elemento distorsionador. «¿Y si sin saber el resultado empieza a haber contribuyentes que opten por desobedecer?», advierten. Finales de mayo es también la fecha preferida por la CUP, según ha adelantado Anna Gabriel en una entrevista a 'Nació Digital'. 

S. Sáenz de Santamaría:"El referéndum, lo adelante o no, es exactamente igual de inconstitucional y prueba que se baila al son de la CUP"

Sea antes o después del verano –si es que se acaba celebrando–, lo que el Govern evita es dar cualquier información que pueda ser utilizada por el Ejecutivo del PP para intentar frenar incluso su convocatoria.  De ahí que, por más que se le pregunte, se niega a aclarar con qué censo se pretende realizar la consulta.

LA EXTRAÑA ENMIENDA 

La convocatoria del referéndum puede comportar nuevas inhabilitaciones y, pese a que Junqueras asegura que no le preocupa que una de ellas pueda ser la suya, en el PDECat se sospecha que el líder de ERC maniobra para evitar cómo sea que una decisión judicial le impida ser candidato a las próximas elecciones. Los republicanos señalan que de ser así siempre podría hacer una campaña al estilo Otegi, es decir, ser el protagonista pese a que el cabeza de lista fuese otro.

La prueba de la tensión que despierta su estrategia es una enmienda que la republicana Marta Rovira ha presentado a la ley de acompañamiento de los presupuestos y en la que se pide que el Govern puede actuar como «órgano de contratación en relación a grandes proyectos estratégicos de carácter horizontal y de especial trascendencia». En estos casos, se añade, «el Govern iniciará la tramitación del expediente de contratación mediante acuerdo y adoptará la adjudicación del contrato». En el PDECat hay quien lo interpreta como un intento de ERC de socializar las consecuencias que pueda comportar una decisión que a priori correspondería solo al departamento de Economía