EL PULSO INDEPENDENTISTA

Los 'comuns' apuestan por crear una "república catalana"

La ponencia base de la confluencia plantea que, tras ejercer la "soberanía plena", Catalunya decida su relación con España

El portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domènech, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el pasado 19 de diciembre.

El portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domènech, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el pasado 19 de diciembre. / ELISENDA PONS

3
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

Ha llegado la hora de la verdad para los 'comuns'. Este domingo se presentará al grupo impulsor de la futura confluencia las seis ponencias que, si se aprueban, servirán como base de los debates del proceso participativo. Con el título de 'Un país en comú', este proceso arranca el próximo 29 de enero con el acto en las Cotxeres de Sants y debe culminar el primer o segundo fin de semana de abril con la asamblea fundacional. De las ponencias que se debatirán, la que tiene más interés es la del eje nacional. En el documento, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, se propone "la creación de una república catalana" que, una vez proclamada y ejerciendo su "plena soberanía", decida si quiere o no asociarse con España.

El ambicioso texto, que fuentes de En Comú Podem recalcan que solo es una primera propuesta, certifica que la relación entre Catalunya y España ha llegado a un punto de no retorno: "Catalunya es una nación soberana (...) que se encuentra en un marco autonómico de un régimen en quiebra y que le imposibilita ejercer su soberanía". Así las cosas, los 'comuns' consideran que ahora ya no se trata de revisar el pacto constitucional, sino de iniciar un camino nuevo: el de la república catalana. "Una república que, a través de un proceso constituyente, podrá compartir soberanías, en lo que considere y decida la ciudadanía catalana, con un Estado que debería ser plurinacional".

PROCESO SIN CONCRETAR

La idea de fraternidad con el resto de pueblos del Estado se mantiene, aunque dejando claro que deben de ser los catalanes los que elijan si quieren tener o no esta relación con España. Fraternidad que hacen extensiva al resto de pueblos de Europa y del mundo. En el texto no se especifica cómo se llegaría a esta república catalana, si esta implicaría la salida automática de España, ni cuánto tiempo pasaría entre la proclamación y la decisión sobre los vínculos con el Estado español. Por el contrario, lo que sí que deja clara la propuesta es que "para hacer factible esta nueva realidad, hay que activar procesos constituyentes, que se refuercen mutuamente tanto en Catalunya como en España y que tengan en su centro el derecho a la autodeterminación de los pueblos".

El referéndum sigue siendo la piedra filosofal para los 'comuns'. No solo por ser la bandera que guió a En Comú Podem a dos victorias en Catalunya en las elecciones generales, sino porque el soberanismo es el denominador común entre los federalistas, confederalistas e independentistas que forman parte de los distintos partidos (Barcelona en Comú, ICV, Podem y EUiA). Pero el concepto de soberanía, como se ha encargado de recordar en repetidas ocasiones Xavier Domènech y se refleja en el documento, tiene que ir mucho más allá de independencia sí o independencia no.

"Queremos una Catalunya soberana en términos nacionales, pero también en económicosambientales y sociales". Como ya indica el nombre de la ponencia, 'Un país fraterno y soberano en todos los ámbitos', ser soberano implica también "no estar tampoco sometido a los dictados del FMI, la Comisión Europea o el Banco Central Europeo". 

LOS OTROS EJES Y EL NOMBRE

El municipalismo y las clases populares tienen que ser los motores de una confluencia que nace con voluntad de configurar una mayoría alternativa. Además de la cuestión nacional, las otras ponencias plantearán un nuevo modelo económico y ecológico basado en la sostenibilidad; un nuevo modelo de bienestar para una sociedad justa e igualitaria; una revolución democrática y feminista; un país inclusivo donde todos tengan cabida; y un proyecto de país que incluya a todos los territorios. Los inscritos en el proceso participativo podrán hacer sus propuestas de enmiendas a los distintos textos, que deberán de ser avalados en la asamblea constituyente de abril.

Noticias relacionadas

El nombre del partido lo votarán las bases antes de dicho cónclave a partir de diferentes propuestas que efectuará el grupo promotor. Aún falta por definir si esta votación será telemática o presencial, así como si debería de ser ratificada en la asamblea. Los 'comuns' han registrado de momento diversos nombres: 'Comuns', 'En Comú', 'En Comú Podem' y 'Catalunya en Comú'. Todas las propuestas coinciden en incluir el concepto 'comú', aunque las dos primeras parten con más opciones de terminar siendo la denominación definitiva.

Las claves

"Catalunya es una nación soberana y, como tal, debe tener pleno derecho a construir su futuro. Desde el punto de vista institucional Catalunya se encuentra hoy inmersa en el marco autonómico de un régimen que quiebra y que imposibilita el ejercicio de su soberanía, tanto por la negación del carácter plurinacional del Estado español como por la limitada capacidad de intervención que tiene Catalunya en múltiples esferas que afectan a la vida de los catalanes y las catalanas".