Ir a contenido

LA REUNIÓN DEL EJECUTIVO CENTRAL Y LAS AUTONOMÍAS

El Govern no da "ninguna credibilidad" a la conferencia de presidentes

"Son acuerdos muy inconcretos y un patadón hacia adelante", dice Munté

Toda la oposición, excepto la CUP, carga contra la ausencia de Puigdemont

Roger Pascual

La portavoz del Govern, Neus Munté, durante la rueda de prensa.

La portavoz del Govern, Neus Munté, durante la rueda de prensa. / ACN / PATRICIA MATEOS

Carles Puigdemont asistía a la reunión del Govern en la Generalitat a la misma hora en que se celebraba la conferencia de presidentes autonómicos. Mientras que Neus Munté, portavoz del Ejecutivo catalán, no ha dado "ninguna credibilidad" a la cita autonómica, toda la oposición (excepto la CUP) ha cargado con vehemencia contra la ausencia del 'president'. 

Como ya había hecho Puigdemont el lunes, tanto en su carta a Mariano Rajoy como en una conferencia en el teatro Romea, Munté ha querido

La portavoz del Govern promete que no se desentenderán de la reforma de la financiación aunque no la lideren

destacar la falta de resultados palpables de las anteriores conferencias de presidentes. En especial ha señalado el "grado de cumplimiento cero" de la última, del 2012, en que se planteaba la necesidad de avanzar hacia un nuevo modelo de financiación autonómica. La portavoz ha ironizado sobre el orden del día de la cumbre y sus pocas expectativas: "Si alguien cree que son grandes avances lo respetamos mucho, pero creemos que son acuerdos muy inconcretos y una patadón hacia adelante en cuestiones de relevancia a las que el Gobierno llega muy tarde". 

EL COMODÍN LÓPEZ-CASASNOVAS

Tras volver a reivindicar una relación bilateral entre la Generalitat y la Moncloa ("creemos que nos la hemos ganado"), sobre el nuevo modelo de financiación ha apuntado: "En Catalunya no vamos a liderarlo pero eso no quiere decir que nos desentendamos". Este seguimiento se podría realizar a través de la figura del economista menorquín Guillem López-Casasnovas, que Puigdemont ya anunció hace un mes (tras una reunión con la presidenta balear, Francina Armengol) que presidiría una comisión bilateral catalano-balear sobre financiación.

"La silla que deja vacía no es de CDC, es de todos los catalanes”, ha aseverado Inés Arrimadas. Después del plante del 'president', la líder de la oposición ha anunciado que solicitará una entrevista con Rajoy. "Ya que el Gobierno no tiene la opinión de Puigdemont, que ha dejado vacía la silla de los catalanes, que tenga la nuestra", ha dicho.

Xavier García Albiol ha coincidido con su queja. "El desaire de Puigdemont es al conjunto de españoles, es un desaire a Mariano Rajoy, al resto de presidentes de comunidades autónomas, y para los más de siete millones de catalanes", ha aseverado. El coordinador general del PPC ha acusado a Puigdemont de "encerrarse en su búnker" de la Generalitat y de "autoexcluirse".

Munté, en su intervención, no ha perdido la oportunidad de responderle, recordando que Soraya Sáenz de Santamaría había dicho que "aunque haya sillas vacías no habrá español que no esté representado". "Que se aclaren", ha apostillado Munté.

UNA "IRRESPONSABILIDAD"

El PSC ha lamentado profundamente que el 'president' no haya cambiado de opinión. "Nos parece que Puigdemont abre un nuevo paradigma, en el que el presidente de la Generalitat no representa ya a todos los catalanes. Es un error institucional grave y una falta de respeto a los catalanes y al resto de presidentes", ha sentenciado Alícia Romero. Más allá de la ausencia en una reunión "más simbólica", Joan Coscubiela ha señalado que lo que espera es que el Govern no renuncie a tener un papel "activo" en la reforma del sistema de financiación, algo que el portavoz de Catalunya Sí que es Pot considera que sería "absolutamente irresponsable".