Ir a contenido

La CUP propone nuevos tramos de IRPF y reducir el mínimo exento en Patrimonio

Los anticapitalistas se centran en las rentas de entre 60.000 y 175.000 y no elevan el tipo que afecta a menos del 1%

XABI BARRENA / BARCELONA

La diputada de la CUP Eulàlia Reguant, en el Parlament.

La diputada de la CUP Eulàlia Reguant, en el Parlament. / ACN / OT SERRA

La CUP ha dado a conocer este lunes su propuesta de reforma fiscal que será incluida en las enmiendas a la ley de medidas fiscales y  que acompañan a la de presupuestos. Los anticapitalistas sugieren una modificación tanto en el IRPF como en el impuesto de Patrimonio. En este último, los anticapitalistas abogan por reducir de 500.000 a 450.000 euros el mínimo exento. Asimismo, el partido asambleario propone recuperar los impuestos sobre el juego existentes antes de la última reforma realizada para captar inversión para BCN World.

A partir de estos 450.000, la escala mantendría los siete tramos actuales y todos ellos sufrirían un aumento del gravamen. Así, el tipo mínimo, entre 450.000 y 617.129 euros pasaría a pagar un 0,25%, frente al 0,21% actual, es decir, una subida del 19%. En el otro extremo, aquellos con una base liquidable superior a los 10.695.996 pasarían a pagar un 3,12% en lugar del 2,75% actual. Esto es, el 13,46%.

En cuanto al impuesto de renta, la propuesta de la CUP mantiene la tributación hasta los 60.000 de base liquidable, donde se sitúa, afirman, el 96% de la población. 

En la actualidad, la Generalitat distingue tres tramos, de 53.000 a 120.000; de 120.000 a 175.000 y los que perciben más de esta última cifra que son gravados con el 21,50%, el 23,5% y el 25,5%. A estos hay que sumar el 22,5% del tramo estatal, excepto los que se mueven entre los 53.000 y los 60.000 a quienes el Estado carga un 18,5%. Es decir, los porcentajes que se pagan en estos tramos son: el 40% (para el subtramo de entre 53.000 y 60.000), 44% (60-120.000), el 46%(120.000-175.000) y el 48% (más de 175.000).

NUEVOS TRAMOS

Los anticapitalistas crean más tramos. Entre los 53.000 y los 60.000, el tramo autónomico sería del 21,5%, a lo que hay que sumar el 18,5% del estatal para un total del 40%. Es decir, se mantendrían los tipos.

Entre 60.000 y 90.000 pagarían el 22,5%, que junto con el estatal daría el 45%, un punto más. Entre 90.000 y 120.000, el 23,5% para un total de un 46%, dos puntos más.

Los que se sitúan entre los 120.000 y los 175.000 se les aumenta un punto, hasta el 47% y, curiosamente, los de más de 175.000  no se les modifica el porcentaje y se quedan en el actual 48%. “Lo pagan menos del 1% de los contribuyentes”, apunta una voz anticapitalista, “y hemos decidido dejarlo así”.