Ir a contenido

LA ENCRUCIJADA DEL SOCIALISMO

El PSC decreta neutralidad en las primarias del PSOE

Los socialistas catalanes no tomarán oficialmente partido por ningún candidato, confiando en que su militancia pueda participar en la elección

Roger Pascual

Declaraciones del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, a su llegada del comité federal del PSOE. / VIDEO: ATLAS

No tomar partido confiando en poder entrar en el estadio. Este es el objetivo del PSC en las primarias del PSOE del próximo mayo, en las que espera que puedan votar sus más de 17.000 militantes. Los socialistas catalanas siguen buscando reconstruir los puentes con Ferraz, que estuvieron en un tris de saltar por los aires por su voto contrario a la investidura de Mariano Rajoy. En su 'tour' por España, Miquel Iceta prometió al presidente de la gestora, Javier Fernández, y a Susana Díaz que su formación sería neutral. Petición que se ha hecho llegar a todas las federaciones del partido, en una carta con un doble mensaje dirigido más allá del río Sènia.

“Ninguna ejecutiva del PSC se podrá posicionar a favor de ninguna de las candidaturas de las primarias del PSC", decreta la misiva. "Creemos que las voces más relevantes del partido deben mantener esta neutralidad, no así los militantes, que tendrán todo el derecho de elegir", explican fuentes del PSC, que no ocultan que la carta era otro guiño a la gestora. "El mensaje es también que el PSC tiene voluntad de participar en estas primarias -reconocen-. Pero esto es un asunto que tenemos por discutir con el PSOE, ya que la parte orgánica aún no está cerrada". La cuestión de si el PSC debe participar o no en los decisiones del PSOE se podría tratar en la reunión que esperan mantener a finales de este mes del comité de enlace entre el PSC y la gestora.

LIMANDO ASPEREZAS

Pese a que el PSC se posicionó del lado de Pedro Sánchez en el golpe de Estado que le destronó, desde entonces ha intentado acercar posturas con Díaz. En la visita que Iceta le hizo en noviembre ambos mostraron voluntad de superar unas desavenencias que vienen de lejos. La falta de sintonía ya se visibilizó hace más de un año, cuando en la campaña del 27-S la presidenta andaluza acabó su primer acto de campaña en Catalunya sin citar a Iceta. La mala relación se emponzoñó más en la del 26-J, cuando el líder de los socialistas catalanes respondió con dureza a las diatribas de la presidenta andaluza contra los "privilegios" de Catalunya: "¡Ay de aquel que quiera enfrentar pueblos! Pobres ideas, pobre liderazgo".

Pero desde la investidura de Rajoy, Iceta ha dejado claro que, pese a haber sido fiel escudero de Sánchez, no pediría el voto por el exsecretario general ni arengaría a su militancia en contra de Díaz (o de quien ella apoyara). Como indicaba el primer secretario del PSC el viernes, en una reunión interparlamentaria, su partido quiere "contribuir activamente a la recuperación del PSOE. España necesita un PSOE fuerte, que cierre su crisis y de paso a una etapa de estabilidad". Y en aras de esta estabilidad no pondrá palos en las ruedas, empezando por el comité federal de este sábado.

0 Comentarios
cargando